• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

La receta de calabacines en vinagre que hoy presentamos es sencilla de preparar y muy nutritiva.

Una variedad de la calabaza, a pesar de tener un sabor y aspecto diferentes el calabacín es sumamente sabroso y pueden prepararse distintos platos como el que hoy les proponemos desde Punto Fape.

Calabacines en vinagreEntre las ventajas del calabacín se destacan el hecho que puede encontrarse en los mercados durante todo el año a pesar que su temporada se da en los meses de primavera y verano.

Es necesario seleccionarlo bien y observar que tengan su piel brillante y sin manchas, pero dependiendo de la receta es recomendable optar por los más pequeños que son mucho más sabrosos.

Asimismo, se conservan muy bien durante unas tres semanas en el refrigerador y entre sus propiedades nutricionales cabe destacar que se trata de un alimento ideal para quienes siguen una dieta para adelgazar debido a que su principal componente es el agua, aportando además fibra, vitaminas A, B y C, además de minerales como el potasio, hierro, magnesio y fósforo.

Su consumo también está recomendado para fortalecer el sistema inmunitario, los huesos, músculos y el sistema nervioso.

Ingredientes

  • 500 gr. de calabacines
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de albahaca fresca
  • 1 cucharada de perejil fresco
  • 1 cucharada de orégano seco
  • 4 cucharadas de vinagre
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Cortar los calabacines en rodajas finas y en diagonal.
Salarlo y colocarlos sobre un escurridor una hora para que pierdan un poco de líquido.

Secar las rodajas de calabacines, utilizando un paño o papel de cocina.

En una sartén colocar un poco de aceite de oliva y cocinar los calabacines a fuego muy suave volteando de vez en cuando, cuidando siempre que no se quemen.

Retirar y condimentarlos con sal y pimienta.

En una fuente colocar una capa de calabacines cocidos, sobre ellos un poco de ajo picado y tras ello colocar albahaca, perejil y orégano.

Cubrir con otra capa de calabacines y nuevamente albahaca, perejil y orégano.

Terminar el plato cubriendo con vinagre y aceite. Llevar al frigorífico cubriendo la fuente con papel filme por espacio de unas 12 horas antes de servirlos.