• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los hombres tienen una gran gama de elección en cuanto a ropa interior, y por esta misma razón la tendencia que impone la moda puede pasar de largo. Entre bóxer, shorty, calzón slip y string, el abanico de posibilidades es inmenso. De lo que se trata es de elegir el modelo que mejor se adapte al estilo de vida que se lleva.

Las tendencias más fuertes

Los shortys y los bóxers están siempre a la cabeza de las ventas. Son prendas fundamentales para algunos hombres desde hace varios años. Si compráis alguno de estos modelos, estáis siempre seguros de no equivocaros.

Se trata de unos modelos muy cómodos, pegados al cuerpo, con esa sensación de llevar una segunda piel, y que es ideal cuando se usan vaqueros. Además, el bóxer, al igual que el shorty, es perfecto para realzar los atributos masculinos.

hombre en ropa interiorLa tendencia para este año se diversifica en diferentes estilos y colores. Incluso si se trata de un shorty sencillo y blanco, o negro, siempre causará sensación, por lo tanto no dudéis a la hora de optar por un color flashy. El rosa, el naranja, el amarillo mostaza, incluso el azul eléctrico vuelven con fuerza. Para aquéllos que son coleccionistas, o que nunca tiran nada, los motivos florales vuelven a estar de moda.

Las tendencias que se mantienen

Los slips y los calzones están siempre de actualidad, a pesar de que hace algunos años que ya no son los más solicitados. Sin embargo, ciertos cortes pueden estar a la última. La moda se decanta por los modelos que realzan las formas viriles, por lo tanto, lo ideal es elegir un slip «push-up», especialmente los que ayudan a realzar los glúteos y los atributos masculinos. Con unos vaqueros ajustados, el efecto es inmediato, y sin caer en la vulgaridad.

Por otro lado, algunas prendas de ropa interior, deben desecharse definitivamente. Los slips canguro, o los calzones cartoonizados ya no se llevan. Aunque no me extrañaría que dentro de unos años volvieran a ponerse de moda.

Algunas prendas tan sólo hicieron una discreta aparición, y se han convertido en algo casi vulgar con los años. Me refiero a los strings, y los slips de hockey, con las nalgas al aire. Hoy en día, esos modelos sólo los llevan los profesionales del streap-tease.