• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Visitar Alemania es encontrarnos con un país de contrastes, por un lado edificios hermosos, una vida nocturna animada y por el otro ciudades y pueblos pequeños que encantan con sus tradiciones y fiestas regionales.

Bellos paisajes que invitan a realizar largas caminatas donde hallaremos esplendorosos castillos, palacios y también monasterios que nos harán vivir el tiempo del romanticismo.

Desde hace más de cincuenta años la ruta romántica en Alemania embeleza a quienes la recorren, con una suma de cultura, tradiciones, culinaria excelente y naturaleza puesta a nuestra disposición.

Ruta romántica en Alemania 1Es una de las rutas turísticas más famosas y antiguas que existen en Alemania, donde pueden recorrerse unos 350 km que atraviesan diferentes regiones hasta llegar a las cumbres de los Alpes.

Una ruta llena de encanto entre Wurzburgo y Füssen brinda la posibilidad de conocer pequeñas ciudades llenas de historia que contrasta con suntuosos edificios.

Por esta ruta se cruza por el valle Taubertal y la región de Nördlinger Ries situada en medio de un inmenso cráter, también pasa por la animada ciudad de Lechfeld, para finalmente llegar a los bellos castillos reales.

Esta ruta romántica ofrece además de hermosos paisajes y delicias de la cocina alemana un recorrido por la historia y los personajes más famosos, como por ejemplo la residencia de Wurzburgo, fundada por Balthasar Neumann, la iglesia Wieskirche, declarada patrimonio cultural de la humanidad UNESCO y en Pfaffenwinkel  Schwangau, la «aldea del los castillos reales” rodeada por cuatro lagos.

Justo al pie de las montañas se encuentran dos castillos reales Neuschwanstein y Hohenschwangau, construidos en el siglo IX, famosos en el mundo entero,

En el perímetro de los Alpes y llegando a la frontera con el Tirol, está la ciudad más alta de Alemania Füssen.

En toda esta zona encontraremos elegantes y simples restaurantes de estilo campestre con platillos difíciles de resistir, ya sea para aquellos que aman los platos salados como los que enloqueces por una buena repostería.

Una ruta romántica para disfrutar de palacios y castillos sino y concurrir a excelentes conciertos y fiestas muy alegres.