• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

alcachofa

Las propiedades de la alcachofa hacen que esta verdura actúe como un quema-grasas al incluirla en nuestra dieta. Por eso, tomar alcachofa para adelgazar es un método que muchos llevan a cabo; ya sea cocinándola e integrándola en la dieta, o a través de cápsulas de alcachofa como complemento alimenticio que puedes encontrar en farmacias fiables.

La alcachofa es un alimento muy depurativo, así como diurético, y ha sido tradicionalmente utilizada como digestiva de las grasas. Introducir en nuestra dieta la alcachofa para adelgazar nos permite hacer mejores digestiones, evitar las retenciones de líquidos y drenar, y también depurar. Consumirla en forma de té después de las comidas o en ayunas te va a ayudar a digerir correctamente la comida.

Por otro lado, las cápsulas de alcachofa concentran todas las propiedades de esta verdura para perder peso. Estas pastillas están hechas a base de extractos de las hojas que es donde se encuentran los principales nutrientes. Son perfectas para esta época del año en la que vamos acumulando los estragos digestivos de las comidas y cenas navideñas.

Propiedades de la alcachofa para adelgazar

Los beneficios de la alcachofa no son puramente dietéticos. Esta verdura contiene vitaminas y minerales que aportan ventajas médicas y saludables.

  • Es rica en fibra: Esto hace que el tránsito intestinal mejore, evitando así el incómodo estreñimiento. La fibra también ayuda a reducir la glucosa en sangre y a controlar los niveles de colesterol sanguíneo.
  • Tiene un efecto saciante: La alcachofa es un alimento que tiene una elevada presencia de prebióticos, lo que aporta una sensación de saciedad al comerla. Es otra de las funciones que puede ayudarte a adelgazar.
  • Regula la producción de bilis: Gracias a la cinarina, la alcachofa resulta muy beneficiosa para el hígado y sus funciones ya que protege este órgano. También favorece una correcta digestión al estimular la secreción biliar.
  • Previene la retención de líquidos: La cinarina también tiene un efecto diurético. La alcachofa actúa sobre las retenciones de líquidos, causantes de la celulitis, al estimular la función renal. Es muy beneficioso para las personas que sufren enfermedades circulatorias y hepáticas.
  • Disminuye el colesterol: La hoja de la alcachofa ayuda a reducir la presión arterial y los niveles de colesterol en sangre. También rebaja el nivel de azúcar en sangre, reduciendo de esta manera las probabilidades de padecer diabetes.
  • Es un depurador sanguíneo: La alcachofa purifica la sangre, ayudando a eliminar los excesos de grasa y azúcar que se encuentran en ella, así como las toxinas y sustancias que nuestro organismo no necesita.
  • Contiene vitaminas y minerales: Esta verdura contiene fórforo, hierro, magnesio, calcio y sobre todo potasio que contribuye a que la alcachofa sea un buen diurético. En cuanto a las vitaminas, se compone de las pertenecientes al complejo B, como la niacina, la riboflavina, la tiamina y la vitamina B6. También se puede encontrar la vitamina K, excelente para la salud neurológica, la vitamina C, que tiene una acción antioxidante, y vitamina A.
alcachofa para adelgazar
Muchos toman alcachofa para adelgazar gracias a sus numerosos beneficios.

La dieta de la alcachofa

La alcachofa tiene un aporte calórico muy bajo, ya que 100 gramos contienen 22 calorías, y es el alimento ideal para deshacerse de esa sensación de hinchazón. El efecto diurético y depurativo de esta verdura hace que la pesadez desaparezca y que muchos elijan el método de la alcachofa para adelgazar.

La dieta de la alcachofa promete ayudarte a deshacerte de 3 kilos en tan sólo 3 días. Sin embargo, es una dieta con una alta probabilidad de sufrir efecto rebote y recuperar el peso perdido. Por eso es importante controlar la ingesta de calorías, mantener una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio, y beber mucha agua. Esto último también es requisito si decides tomar las cápsulas de alcachofa para perder peso. En este caso deberías consumir proteína suficiente para evitar que la masa muscular se dañe por la pérdida de peso.

Si has decidido probar la alcachofa para adelgazar y empiezas esta dieta, ten en cuenta que no se trata de comer solo esta verdura. Lo importante es que combines una dieta baja en grasas con las alcachofas o con las pastillas adelgazantes. De esta manera, las pocas grasas que consumes son captadas por las propiedades de la alcachofa y se eliminan. Si consumes demasiadas grasas la alcachofa no puede deshacerse de todas.

Esta dieta es de corta duración y no debes alargarla más de tres días porque no contiene los nutrientes necesarios. Se trata de comer y cenar alcachofas, combinándolas con lácteos desnatados, frutas y verduras, pavo, pan y arroz integral en pequeñas porciones, y beber mucha agua para depurar el organismo.

Las pastillas de alcachofa son una gran ayuda para evitar digestiones pesadas durante el día. Si sabes que vas a tener una comida o cena copiosa y rica en grasas, tómate una cápsula antes de comer. ¡Por fin vas a poder disfrutar de las comilonas de la época festiva sin digestiones difíciles!