• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Al parecer el té para quemar grasas es la herramienta absoluta que facilita la pérdida de kilos. Al menos este es un argumento de peso para aquellos que ofrecen productos y fórmulas para adelgazar.

La cuestión está en saber si el famoso té quema grasa, así como sus derivados, son realmente eficaces en el marco de un régimen. En efecto, esta tisana actúa principalmente a nivel del abdomen. Tendría la virtud de ayudar a quemar la grasa, a perder peso, y a presentar un vientre plano en su lugar.

El concepto de té quemador de grasa

El té es ciertamente la infusión más conocida como bebida para quemar grasa. Esta fama se basa en el concepto sencillo de que el té es una planta depurativa que permite eliminar las toxinas del organismo. Por lo tanto es un aliado indispensable durante la cura de adelgazamiento.

Por otro lado, esta bebida juega un papel saciante natural cuando se sienten ganas de picotear entre comidas, o cuando se manifiesta el hambre. Al contener cafeína, evita la fatiga ocasional debido a un aporte calórico más bajo que el acostumbrado, pero permite recuperar el tono vital.

Vientre plano

Conviene destacar igualmente que el té quemador de grasa tiene un alto contenido en antioxidantes. Se trata de nutrientes que tienen la ventaja de proteger el corazón, la piel, las arterias, y los huesos. Combinado con frutas y verduras, el té permite componer un menú enriquecido de minerales y vitaminas.

El proceso iniciado por el té para perder peso

De origen chino, el té verde se utiliza desde la antigüedad como planta adelgazante. Esta virtud se debe a su capacidad para favorecer la termogénesis y la lipólisis. El primer proceso describe el hecho de que el organismo produce calor que elimina la grasa. En cuanto al segundo, se trata de la degradación de ciertos tipos de grasa.

Además, el té verde contiene catequinas y cafeína. Estos dos sustancias tienen la particularidad de aumentar la cantidad de noradrenalina del cuerpo que favorece la oxidación de grasas, así como el desgaste energético.

Existe igualmente el té blanco que es más conocido por su acción depurativa. Ayuda a fundir las grasas abdominales. Sin embargo, esta bebida permite también prevenir el colesterol en la sangre.

La composición del té

La infusión para quemar grasas está compuesta de varias plantas cultivadas de forma sana gracias a sus virtudes adelgazantes. Por tanto, es útil tomar este tipo de infusión para definir la silueta, y perder peso con mayor rapidez.

Entre los ingredientes faros de este té adelgazante, se encuentra el mate, y la guaraná, que favorecen la combustión de grasas. También se compone de hibisco y de té verde, indispensables para eliminar las toxinas a través de los riñones. Finalmente, esta bebida contiene café verde, seleccionado por sus propiedades desintoxicantes.

Este té quemador de grasa se puede consumir en cualquier momento del día, en el desayuno, a media mañana, o después de la comida para ayudar a la digestión. La mejor forma de optimizar sus beneficios es dejar que repose unos 10 minutos en agua hirviendo.