• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

El spinning es un método de entrenamiento en bicicleta estática en grupo bajo la supervisión de un instructor que dicta la cadencia. Los participantes se entrenan en simulaciones de subidas, de aceleraciones o de sprints para mejorar su resistencia cardiovascular. Para estimularlos, se utiliza música. En algunas sesiones, se presenta incluso una pantalla gigante de vueltas ciclistas como el Tour de Francia. Para simular una subida, por ejemplo, se le pide a los participantes que aumenten la resistencia de su bicicleta, y se pone una música lenta.

Actividad para todos

El spinning atrae por supuesto a ciclistas, pero también gusta a personas que prefieren entrenarse en grupo de forma dirigida. Incluso los principiantes pueden practicar esta actividad. Cada deportista regula la resistencia de su bicicleta en función de sus capacidades. La ventaja es que nadie se ve adelantado. En una sesión de spinning, un principiante puede pedalear al lado de un experto sin perder retraso, lo que sería imposible en una carretera.

Resistencia cardiovascular

El spinning mejora la resistencia y la capacidad cardiovascular, además de trabajar la musculatura de las pantorrillas, de los muslos y de los glúteos. El desgaste energético también es importante. Normalmente se pierden 500 calorías a la hora, o incluso más. Se trata de un deporte suave para las articulaciones, sin saltos y que comporta pocos riesgos de daños.

Práctica de spinning

El desarrollo de una sesión

La sesión dura entre 45 y 60 minutos, y comienza por un tiempo de calentamiento de unos 10 minutos sobre la bicicleta, luego se va aumentando progresivamente la cadencia. Después viene el entrenamiento cardiovascular con subidas, sprints, y aceleraciones, este tiempo suele durar unos 40 minutos. La sesión se termina con una vuelta a la tranquilidad marcado por una reducción de la cadencia y una disminución de la tensión en la bicicleta. También se realizan estiramientos, sobre la bicicleta para la parte superior del cuerpo, y al lado para las piernas.

El precio de una sesión de spinning

El precio varía de un centro a otro, pero se puede calcular entre 10 y 12 € por sesión, quizás menos si se adquiere un abono para 10 ó 12 semanas, o si la inscripción se realiza para un curso completo.

Spinning y quema de grasas

Únicamente los deportes de resistencia como el spinning, la carrera, la marcha activa o la natación permiten quemar las reservas de grasa. En efecto, durante un esfuerzo moderado y prolongado, para fabricar energía, el cuerpo utiliza oxígeno y glucosa, y elimina gas carbónico. El interés de una sesión de spinning es que desde el agotamiento del stock de glúcidos, es decir al cabo de 30 a 40 minutos aproximadamente, el organismo saca las reservas de grasa para continuar funcionando. En este momento las grasas se funden con el fin de alcanzar el objetivo, perder peso o adelgazar.

Lo ideal es realizar tres sesiones a la semana de 45 minutos como mínimo, sin olvidarse que hay que comer más azúcares lentos para nutrir el músculo con el fin de que tenga un mejor rendimiento para sacar energía de las grasas.

Alimentación y spinning

Adelgazar haciendo deporte es más eficaz cuando se cambia igualmente la forma de comer. Para adelgazar, hay que volver a aprender a comer, es decir reducir la ingesta de alimentos y aumentar las salidas, lo que se gasta en calorías, pero conviene saber que este desgaste es bastante pequeño. Una hora de bicicleta permite quemar 400 kilocalorías, pero un kilo de grasa corporal corresponde a 8000 calorías, es decir 20 veces más.