• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Trabajar los abdominales requiere un trabajo de musculación global. No hay que olvidar que el deporte no es por sí solo suficiente. Para trabajar la cintura abdominal, y para que sea visible, es necesario perder la capa de grasa que la cubre. Y para ello hay que actuar al mismo tiempo en la alimentación.

En cuanto al deporte, también se puede escoger un entrenamiento de musculación con el peso del cuerpo, o bodyweight, cuando se pretende perder vientre y definir los abdominales. Compuesto a base de ejercicios poliarticulares, el programa bodyweight ayuda a trabajar los músculos profundos de la cintura abdominal.

Trabajo abdominal con el peso del cuerpo

Ir al gimnasio y levantar mancuernas no es necesario cuando se desea tonificar los abdominales o incluso perder peso a nivel del vientre. Para esculpir la cintura abdominal no es necesario utilizar ningún tipo de material. Basta con priorizar los ejercicios de musculación con el peso del cuerpo, que se pueden realizar en casa y en cualquier momento.

En realidad, el bodyweight hace trabajar el conjunto de los músculos puesto que los ejercicios que se ejecutan son poliarticulares. Este método es ideal para aquellos que desean trabajar la musculatura de los abdominales al tiempo que definen una silueta atlética y armoniosa.

Torso desnudo

Los ejercicios completos como el gainage hacen que se trabajen los músculos profundos de la cintura abdominal, es decir los oblicuos y los transversos, los más eficaces para obtener un vientre plano y tonificado. Con entrenamientos frecuentes es posible esculpir los abdominales de forma eficaz.

Ejercicios globales para tonificar los abdominales

Antes de trabajar la musculatura de los abdominales hay que perder la grasa. Y para perder la grasa, es necesario un desgaste energético superior al del aporte de las calorías consumidas a diario. Por lo tanto, hay que aumentar el metabolismo de base y controlar el mecanismo de almacenamiento de las grasas, produciendo esfuerzos adrenérgicos, suficientemente intensos como para que el organismo pueda secretar adrenalina y noradrenalina, que son las sustancias que actúan a nivel de las células grasas.

Asociar el trabajo de los abdominales a un esfuerzo físico global permite tonificar eficazmente estos músculos y obtener un vientre plano. Los ejercicios poliarticulares requieren un cierto esfuerzo a nivel de la cintura abdominal. Esta última hace la función de bisagra entre los miembros superiores y los inferiores, por consiguiente, la ejecución de estos movimientos conlleva un refuerzo de los abdominales que se verán mucho más solicitados.

Es inútil darse prisa a la hora de ejecutar ejercicios con el peso del cuerpo. Los movimientos deben ejecutarse lentamente y de manera precisa, simplemente para evitar cualquier tipo de daño.

El trabajo abdominal evitando riesgos

La musculación con el peso del cuerpo hace que se trabaje igualmente la flexibilidad. Por lo tanto, progresivamente, los entrenamientos facilitarán que se aumente la flexibilidad al tiempo que se trabaja la musculatura abdominal. Cuanto más se aumenta en flexibilidad, menos posibilidades existen de resentir dolores en la espalda o en las articulaciones después de una sesión de musculación. No es raro que personas que deseen trabajar sus abdominales lo hagan mal y terminen por sufrir lumbalgias.

Evidentemente, es importante ejecutar correctamente cada movimiento para evitar cualquier riesgo de daño y optimizar los resultados. Normalmente, cuando se inicia un programa de bodyweight, es necesario que un coach pueda acompañarnos durante la ejecución de los ejercicios, y siempre se termine con algún tipo de estiramiento para facilitar la recuperación.

Es imprescindible seguir cualquier información y cualquier tipo de indicación precisa sobre la manera correcta de ejecutar cada movimiento, y siempre fijándose bien en los puntos que requieren una mayor vigilancia, ya que en caso contrario, se podría provocar un daño innecesario.