• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Todos sabemos que el fin de los ejercicios aeróbicos es el de adelgazar y lograr una figura esbelta y tonificada.

Pues bien. Desde aquí os vamos a proponer una combinación que no podréis rechazar.

Se trata de combinar tres disciplinas diferentes que unidas, os ayudarán a lograr vuestros objetivos.

Estas son: la carrera, la comba y el saco.

En primer lugar el footing. Correr es un clásico que nunca debe faltar en vuestro plan de entrenamiento y sobre todo, de adelgazamiento.

Como ya dijimos muchas veces, el tipo de carrera que debéis efectuar, no es la carrera de explosión, sino la de continuidad, es decir, poca intensidad y mucho tiempo.

¿A qué nos referimos con muchos tiempo? Aproximadamente estaremos hablando de unos veinte minutos como mínimo para que comience el proceso termogénico.

Tratad que la superficie por la que corráis sea llana o lo más llana posible para evitar picos de intensidad. Es decir, evitar la cuestas y bajas pronunciadas.

En segundo lugar, la siguiente disciplina que utilizaremos nada más terminar de correr, será la cuerda.

Saltar la cuerdasaltar-cuerda es uno de los ejercicios más extenuantes que se pueden llevar a cabo.

Este ejercicio es opuesto al tipo de carrera que habréis estado haciendo, ya que vuestro corazón se acelerará más de lo que lo tenéis.

Por eso no tratéis de hacer el ejercicio del tirón, sino a golpe de series. Es decir, si el total de tiempo son quince minutos, haced tandas de unos dos minutos seguidos.

Esta división queda a valoración del que lo hace que es el que mejor se conoce.

Y en tercer lugar, cuando terminéis con la cuerda, os desplazaréis hasta el saco.

Poneos los guantes y preparaos para descargar vuestra furia contra el saco

Es probable que ya al final estéis suficientemente extenuados como estar varios minutos seguidos golpeando al saco, por lo que debéis administraros bien las fuerzas y hacer una división en tandas o series de poco tiempo.

Al menos debéis buscar estar otros quince minutos totales dando al saco para haber completado este trinomio.

Desde aquí os garantizamos que los aeróbicos nunca más volverán a ser aburridos.