• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Ya se acabó el tiempo en el que sólo existía un tipo de corte de pelo en las peluquerías masculinas. Los nuevos cortes de pelo se realizan en función de las diferentes formas de la cara.

Es una realidad que tras el éxito del morfopeinado (el corte de pelo adaptado a morfología del cliente), los cortes de pelo se adaptan a una visión más global de cada persona: el peinado hace parte de un todo y consiste en un juego de equilibrio en función de las formas geométricas de cada cliente.

En todo caso, fijarse únicamente en la forma de la cara de cada cliente es insuficiente. Ya no es sólo la forma del rostro lo que determina el tipo de corte de pelo; el peluquero debe tener en cuenta los deseos del cliente, que sabe lo que quiere, y adaptarse a sus gustos.

La nueva y verdadera tendencia es la que tiene en cuenta la apariencia de cada persona. El peluquero también debe tomar en consideración las formas geométricas del cliente para armonizar todo, atenuar o acentuar lo que más le convenga: el color, la forma de los zapatos, los accesorios, la forma de la ropa, los bolsillos…

Las cuatro tendencias principales

. Básico: despejado por los lados, con un poco de volumen trabajado en la parte superior.

. Fashion: cabello con volumen, y mechas por un lado.

Un corte de pelo para cada tipo de cara 1. Moderno: lados despejados y una pequeña cresta por arriba, trabajada con cera.

. Étnico: corte atrevido, inspirado en los peinados africanos, maoríes…

En principio se deben favorecer las mechas puntiagudas sobre un rostro cuadrado, con el fin de borrar los ángulos derechos, pero no hay que esconder un rostro menudo y anguloso bajo espesas mechas de pelo.

Un hombre que desee resaltar su rostro, deberá dar importancia a un pelo largo que le permita destacar los pómulos, los ojos, la nariz y la boca. Si desea más neutralidad, un rostro despejado es lo más adecuado.

Igualmente, el cuello es importante en el corte de pelo, puesto que se puede disimular en función de su grosor, o poner en valor si estamos orgullosos de él. Lo ideal es repartir el volumen del cabello para poner en alza un conjunto armonioso.