• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Las dietas hipocalóricas para la pérdida de peso suelen incluir vegetales y veduras en los platos, porque estos alimentos cuando se consumen frescos aportan pocas calorías mientras constituyen una excelente fuente de minerales, vitaminas, fibra y oligoelementos.
Al agregar verduras en la ración de comida debemos prestar atención al método de cocción y los ingredientes que las acompañarán; las preparaciones hervidas, horneadas, a la plancha o al vapor son las mas acertadas, por el contrario frituras, confitados y otras aportan cientos de calorías extras al añadir azúcares o grasas según el caso.
Vegetales y verduras pueden ser muy calóricas 1Las ensaladas consituyen la forma mas sencilla de comer vegetales frescos, por lo general están presentes en la mayoría de las dietas y bien preparadas, además de deliciosas, contribuirán con la pérdida de peso dentro de un programa integral de entrenamiento y alimentación.
Sin embargo con ellas es preciso tener cuidado porque pueden convertirse en un plato que acabe con nuestros propósitos, si a una ensalada le agregamos aderezos grasos como mayonesa o preparados a base de quesos duros o madurados incrementamos su valor calórico por encima del 50 %.
Lo mas adecuado para resaltar el sabor de las ensaladas es utilizar salsas a base de mostaza, limón y especias, poca sal y una cucharadita de aceite de oliva por ración.
También se pueden elaborar salsas y aderezos bajos en calorías a base de quesos, leche o yogurt desnatados; ligadas con féculas sin aceites ni mantequilla agregada, tomates secos licuados u otras opciones que aligeran los platos notablemente con sólo reemplazar alimentos.
Combinar los vegetales y verduras con alimentos ricos en proteínas constituirán una ración de comida, por ejemplo una ensalada de lechuga, tomate, pepino,cebolla, rábanos y atún con una vinagreta de laurel e hinojo, acompañada con 50 gr. de arroz hervido, mas una taza de té verde con edulcorante podría ser un almuerzo o comida de media tarde.
La dieta no tiene porque ser aburrida, simple o desagradable, con un poco de imaginación se pueden lograr platos exquisitos, de estupenda apariencia y muy apetitosos, que además son saludables y nos permiten mantenernos en el peso ideal.