• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Vitaminas y antioxidantes en la medida justa debe ser la consigna según los especialistas que alertan sobre el abuso de estos componentes disueltos en un vaso de zumo de frutas.

Una moda que se hizo popular hace unos años atrás las bebidas vitaminadas comenzaron tímidamente, primero fueron en base a frutas pero después llegaron los zumos verdes de verduras y por último comenzaron a popularizarse los más exóticos preparados en base a carbón activo.

bebidas vitaminadasEste tipo de bebida promete desintoxicar el organismo y los mejor de todo frenar el envejecimiento. Sin embargo, la base científica de este tema no está aún demasiado clara y más allá de las modas, los nutricionistas alertan sobre el riesgo de ingerir altos niveles de vitaminas.

Hoy en el mercado es posible encontrar bebidas con el agregado de vitaminas y antioxidantes, pero el consejo es consumir estos productos con cuidado ya que tomar altas cantidades de zinc, vitamina C o calcio no asegura resultados milagrosos.

Para ahondar un poco en este tema a mediados del año pasado un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto comenzó un estudio examinando cuarenta y seis bebidas con o sin azúcar pero todas ellas reforzadas con vitaminas, antioxidantes y en muchos casos también con minerales.

Este grupo de investigadores pudo descubrir que varias de esas bebidas contenían vitaminas B6, B12, niacina y vitamina C en cantidades que excedían el consumo diario recomendado para adultos y de ellas muchas triplicaban la proporción que sea conseja de vitamina B6, B12, niacina y riboflavina.

Lo que todas estas bebidas prometían era elevar la energía de quien las consumía y además brindar beneficios que iban más allá de lo nutricional. Por otra parte, un estudio publicado en la revistas Applied Physiology Nutrition and Metabolism también hizo una advertencia sosteniendo que la mayoría de esos nutrientes ya están presentes en la dieta promedio de cualquier persona sana y por lo tanto su inclusión en zumos es innecesaria.

Pero muchos se preguntarán ¿Qué tiene de malo consumir vitaminas y antioxidantes en exceso? Pues la respuesta es simple ya que si se ingieren antioxidantes en dosis altas el efecto puede ser pro-oxidante o sea todo lo contrario de lo que se busca.

Según estos estudios se ha llegado a la conclusión que así como lo niveles de azúcar fueron una preocupación central de salud pública respecto a los refrescos, ahora esto se ha trasladado al consumo de altos niveles de nutrientes y antioxidantes añadidos a bebidas que supuestamente son saludables.

En definitiva los especialistas recomiendan:

  • Consumir bebidas sin agregados de vitaminas y antoxidantes que pueden adquirirse de fuentes naturales como las frutas, verduras e infusiones como el té verde.
  • Tomar las dosis adecuadas de vitaminas E y C ya que todo aquello que el exceso ingerido se elimina por la orina.
  • Tomar antioxidantes en su medida justa ya que el organismo necesita también de los radicales libres que lo protegen contra las infecciones por lo que no es conveniente hacerlos desaparecer por completo.

Ten en cuenta estas recomendaciones y recuerda hacer un consumo adecuado de vitaminas, minerales y antioxidantes ya que todo exceso resultará poco saludable y en definitiva no brindará ninguna ventaja.