• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Desde su lanzamiento, la Wii Fit tiene millones de adeptos en todo el mundo. Esta pequeña plancha ha conseguido transformar el salón de casa en un club de fitness. No cabe duda de que la Wii Fit está revolucionando el universo de los juegos de vídeo, y pronto va a cambiar nuestra relación con el ejercicio físico. En su origen, la Wii Fit utiliza un principio bien sencillo: relación entre el equilibrio inherente a nuestro centro de gravedad y salud corporal.
Por esta razón, un uso regular del «Balance Board» nos ayudará a reforzar el equilibrio corporal y a tonificar los músculos. Además, el objetivo principal es el de trabajar la musculatura al tiempo que nos divertimos.

La Wii Fit en teoría

Nintendo ya dio un primer paso en el mundo del deporte interactivo con la Wii Sports. Esta vez, la pequeña plancha inteligente debería seducir a otro tipo de deportistas. La Wii Fit ofrece un nuevo método, único y divertido, para estar en forma gracias a una serie de ejercicios simples que se deben realizar a diario.
deportista con mancuernasEn un primer momento, el «Balance Board» mide el índice de masa corporal (IMC) y el centro de gravedad, para fijar posteriormente los objetivos que se quieren alcanzar. El programa graba también los resultados sobre un gráfico para poder visualizar los progresos. Basta con empezar a quemar calorías haciendo aeróbic, reforzando la masa muscular a través de unos ejercicios de gimnasia, o relajaros con ciertas posturas de yoga.
Y como no podemos olvidarnos de la finalidad primera de la consola Wii, es decir de la diversión, también podemos ejercitarnos y pasarlo bien con juegos como el Step Dancing, o el Super Hula Hoop.

La Wii Fit en la práctica

La Wii Fit ofrece diferentes clases de ejercicios, en un nuevo concepto de entrenamiento a domicilio. Tras la primera sesión para calentar los músculos, viene una oferta de 40 ejercicios diferentes. No se trata de encadenarlos todos, sino de hacerse un menú a la carta, el que más placer nos dé, y con el que mejor nos lo pasemos.
A través de este método casero, podemos relajarnos, liberarnos del estrés cotidiano, realizar ejercicios de aeróbic que estimulen nuestro ritmo cardíaco a través de una serie de ejercicios físicos capaces de mantener a un nivel óptimo nuestro estado de salud general.