Saint Algue, una marca de referencia para el cuidado del cabello

Raras son las marcas de productos capilares profesionales que deciden interesarse por los hombres y dedicarles una gama de productos. Es por esta razón, Saint Algue ha decidido poner todo su saber hacer al servicio de estos, con el fin de crear productos para el cuidado capilar.

Ciertamente, los hombres requieren productos adaptados a la propia especificidad de su pelo. En cuestión de cuidados capilares, sólo el 5% considera que hay productos especiales para ellos, mientras que uno de cada tres siente la necesidad real de usar esos tratamientos. Para responder a esta demanda particular, Saint Algue ha creado Syoss Men, una gama que asocia calidad profesional, accesibilidad, y resultados.

En los packagings elegantes y depurados, dignos de unos productos profesionales, estos cuidados responden al saber hacer de una marca de referencia. Desde el punto de vista delhombre en la ducha champú, el cabello que requiere mayor tono y vitalidad deberá decantarse por el Power & Vitalité, con extracto de raíz de nenúfar blanco; y los que quieren desprenderse de la caspa y de los picores que provoca la piel seca del cuero cabelludo, deberán utilizar Antipelliculaire Contrôle, enriquecido con cinc piritiona.

Desde el punto de vista del peinado, el gel Power Fix permite peinar mecha por mecha, para una mejor precisión. La cera Power Fix garantiza un moldeado fácil, sin apelmazar el pelo, y el gel Ultra Fix es ideal para los adeptos a un look desenfadado, nada más salir de la cama.

Fausto Ramírez

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa, tiene varias publicaciones en el mercado. Actualmente trabaja en una nueva novela.

Publica tu respuesta

Escribe tu respuesta para que todos podamos aprovecharla.
Sólo se publicarán las respuestas adecuadas, aquellas que se salgan del tema serán eliminadas, así como los mensajes promocionales, los que puedan afectar a derechos de terceros, que vulneren las leyes o que contengan demasiados errores ortográficos.

Subir ↑