• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Los especialistas en nutrición aconsejan tanto para deportistas como para quienes hacen una vida más sedentaria o practican poca actividad física una alimentación equilibrada, esencial para la salud.

Teniendo en cuenta que este principio tiene como fundamento principal el hecho de que los seres humanos somos organismo vivos que nos encontramos en constante movimiento, inclusive cuando estamos dormidos ya que seguimos invariablemente con nuestra actividad cerebral. Por lo tanto el aporte de energía constante a través de los alimentos es fundamental.

Alimentación equilibrada esencial para la saludPero esa alimentación debe ser en principio equilibrada o sea que debe contener vitaminas, ácidos grasos, hidratos de carbono sales minerales y por supuesto agua.

Todos estos elementos son los encargados de mantener nuestro buen estado de salud a través de una nutrición que sea suficiente para mantener nuestras defensas en buenas condiciones y así combatir las enfermedades.

A pesar que el hombre ingiere alimentos de forma intermitente ese aporte energético es imprescindible de forma constante ya que los órganos del cuerpo no pueden pasar demasiado tiempo sin recibir un aporte de nutrientes.

Así, para evitar descompensaciones tanto el metabolismo como las hormonas son las encargadas de ayudar a formar una serie de depósitos almacenando grasa y glucógeno que serán utilizados en aquellos períodos en que sea necesaria la energía.

A pesar de parecer un mecanismo natural muy complejo, para mantenernos saludables solo necesitamos ingerir algunas sustancias como son los ácidos grasos, minerales, vitaminas, hidratos de carbono y aminoácidos que son los denominados “nutrientes esenciales”

De esta forma los nutrientes son proporcionados por alimentos que se traducen como necesarios para la vida y se encuentran divididos a su vez grupos según la función que cumplan en el cuerpo.

De esta forma los productos lácteos, carnes, pescados y huevos por ejemplo son aquellos que se utilizan para construir nuevas estructuras en el organismo y también tienen la función de ayudar a reparar los tejidos que van desgastándose, siendo además ricos en sales minerales y proteínas.

Existen también el grupo de los llamados alimentos energéticos, fundamentales precisamente para aportarnos energía suficiente para el desarrollo de nuestras actividades diarias e inclusive cuando dormimos.

Estos alimentos en muchos casos son evitados por personas que los creen nocivos para su salud y en especial para su silueta. Sin embargo, utilizados de forma adecuada son excelentes y aportan a nuestro cuerpo energía como el azúcar, pan, legumbres, pastas y frutos secos entre otros, deben formar parte del menú diario.

También existe un grupo de alimentos denominados “reguladores”, encargados de mantener la energía y de reparar tejidos. Estas son las vitaminas, agua y sales minerales que pueden encontrarse en la leche, vegetales y frutas, por ejemplo.

Asimismo y para que no se produzcan alteraciones indeseables en la salud la cantidad de alimentos esenciales debe ser razonable y estar de acuerdo con la edad, sexo y también la actividad física que se desarrolla.

Un deportista de elite gastará sin lugar a dudas mayor cantidad de energía que una persona que realiza poco deporte o una vida sedentaria importante.

Algo similar se presenta en el caso de enfermedades cuando las necesidades nutricionales son mayores y deben adaptarse a las circunstancias.

Las nuevas investigaciones indican que tanto la fibra, como el aceite de oliva virgen, ácidos grasos omega3 y las vitaminas son saludables y necesarios en la dieta ya que ayudan a prevenir enfermedades