• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura
Los siguientes ejercicios de Pilates están diseñados para mejorar la postura, la estabilidad central, flexibilidad y fuerza.
Debes discutir acerca de la idoneidad de estos ejercicios con tu fisioterapeuta antes de comenzar ellos.
Por lo general, no se deben efectuar siempre y cuando causen o aumenten el dolor.
Asegúrate de saber cómo lograr que tu columna esté neutral y correcta para activar los músculos estabilizadores antes de comenzar estos ejercicios.

Empieza con los ejercicios de Pilates para principiantes. Una vez que éstos te resulten fáciles, progresarás hacia los ejercicios intermedios de Pilates y luego, finalmente, los ejercicios avanzados.

Ejercicios de Pilates para principiantes

Los siguientes ejercicios de Pilates deben realizarse aproximadamente 1 a 3 veces por semana. A medida que tu control mejora, los ejercicios pueden avanzar gradualmente aumentando las repeticiones, o la frecuencia de los ejercicios, siempre y cuando no causen o aumenten el dolor.

Deslizamiento de talones

Comienza este ejercicio de Pilates acostado sobre tu espalda con las manos a un lado de la columna.
Mantén la activación de tu transverso del abdomen y los músculos del suelo pélvico durante el ejercicio.
Lentamente endereza una rodilla y luego vuelve a la posición inicial.
Mantén la columna vertebral y la pelvis completamente estáticas y respira normalmente. Realizar 10 veces alternando entre las piernas.

Aperturas para las piernas

Comienza este ejercicio de Pilates acostado sobre tu espalda con las manos a un lado de la columna.
Mantener la activación del transverso del abdomen y los músculos del suelo pélvico durante el ejercicio.
Saca lentamente una rodilla hacia el lado y luego vuelve a la posición inicial.
Mantén la columna vertebral y la pelvis completamente estática y respira normalmente.
Realizar 10 veces alternando entre las piernas

Levanta la pierna6497-000299c

Comienza este ejercicio de Pilates acostado sobre tu espalda con las manos en un lado de la columna.
Mantener la activación del transverso del abdomen y los músculos del suelo pélvico durante el ejercicio.
Lentamente levanta una pierna y luego vuelve a la posición inicial.
Mantén la columna vertebral y la pelvis completamente estática y respira normalmente. Realizar 10 veces alternando entre las piernas
De momento estos tres ejercicios pueden ser suficientes para ir familiarizándote con el pilates.
Poco a poco llegarás al nivel de ejercicios avanzados.