• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El spinning es un curso colectivo de bicicleta estática con un coach tan excitado como la propia música que lo acompaña. Con el spinning, la bicicleta estática se hace más intensiva y se impone como un excelente medio para quemar calorías.

Bicicleta en modo intensivo

Una música demasiado fuerte y con ritmo, un coach excitado como un energúmeno, gritando y animando a los ciclistas al punto del agotamiento, estos son los ingredientes de una sesión de spinning. Los ejercicios se encadenan con una cadencia desenfrenada con variaciones de ritmo y de duración.

Un excelente ejercicio cardiovascular

Si deseáis trabajar el nivel cardiovascular, el spinning es una excelente solución. La alternancia de los ejercicios intensivos y de las fases de resistencia permiten una clara mejoría de los niveles cardiovasculares. Por otro lado, el spinning es un excelente ejercicio de invierno para prepararse para circular en verano por las calles y rutas exteriores.

Un gran desgaste de calorías

Una buena sesión de spinning de 40 minutos permite quemar entre 400 y 500 calorías, uno de los ejercicios más intensivos. Por otro lado, el ritmo y el ambiente del spinning provocan una verdadera descarga de adrenalina.

SpinningPero conviene advertir, para los deportistas con menor preparación que el spinning se puede practicar a un ritmo menor, y siempre en función de las capacidades físicas de cada deportista.

Una moda que invade los gimnasios

Los cursos de spinning suelen ofrecerse en centros de fitness, en un ambiente donde la música y los juegos de luces ayudan a crear un atmósfera motivadora y enérgica.

Los monitores guían a los deportistas a través de diferentes fases de trabajo: calentamiento, velocidad, sprints, picos de esfuerzo, vuelta a la calma, dejando la libertad a cada uno de controlar el nivel de resistencia de su bicicleta en función de sus propias capacidades físicas.