• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una calva lisa y bien afeitada puede ser algo muy atractivo en un hombre. Pero, cuidado con descuidarla. Para estar seguros de no estropear el efecto seductor que queremos conseguir, veamos una serie de consejos.

Un calva bonita

El pelo crece rápido. Si los vuestros son oscuros, el crecimiento se verá todavía más rápido. Pero la media mensual es de 1,25 cm, pero esto tan sólo es un indicador. Lo ideal es mantener una regularidad a la hora de rasuraros la barba, siempre en función de vuestros gustos, y sobretodo mantener una buena frecuencia para el afeitado de la cabeza.

En todo caso conviene ser conscientes de que el rasurado de la cabeza os llevará cierto tiempo, para un resultado niquelado. Los cortes en esta zona sangran de forma abundante y cicatrizan menos rápido. A pesar de que nos sean graves, siempre deberéis curarlas con alcohol, si no queréis pareceros a un fugitivo de la cárcel. Así pues, suavidad y mucho cuidado a la hora de afeitarse la cabeza.

El Mantenimiento de la calva

Si no existen contraindicaciones para la cuchilla o el tipo de crema, debéis pasar la maquinilla de afeitar en el sentido inverso del crecimiento del cabello. El cráneo es una zona sensible, así pues conviene ir despacio, o con la misma fuerza y rapidez que lo Calvahacemos cuando nos afeitamos la barba.

Conviene pasar al cuchilla al menos dos veces, aunque a veces una tercera vez es de rigor. Enjuagad la cuchilla bajo el chorro de agua fría antes de pasarla de nuevo sobre el cráneo.

Finalmente, debéis hidratar correctamente el cuero cabelludo, que ya deja de estar protegido por el pelo. Retirad primero los restos de espuma con ayuda de una toalla húmeda, y luego hidratar abundantemente con ayuda de una loción especial. En verano, no os olvidéis de aplicar protección solar… porque un cráneo bien afeitado pero rojo tomate, no tiene nada de seductor.