• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El verano es una época de cambio de ritmo y también, de costumbres. El contraste entre la rutina estival y la época anual es notable. Las personas que hacen dieta sufren más riesgo todavía ante las tentaciones del verano: comidas con amigos, días de relax y de playa, helados para combatir el calor…

¿Cómo puedes lograr que el verano no arruine tu dieta y tu objetivo de perder peso?

Consejos para no saltarte la dieta en verano1. En primer lugar, ten unos horarios de comidas regulares. Dichos horarios son diferentes a los del resto de la época del año, pero dentro del propio verano, sí es muy positivo tener una rutina de horas para tener un control del apetito.

2. No te olvides de merendar. De no hacerlo, corres el riesgo de llegar a la hora de la cena completamente hambriento.

3. Utiliza las frutas de la temporada para disfrutar de zumos naturales cuando tengas una tentación de tomar un dulce. Si quieres disfrutar, de vez en cuando, de un helado entonces, toma uno de leche porque es más sano.

4. El verano es una época un tanto caótica pero no dejes la preparación de tus menús abierta a la improvisación. Planifica con antelación qué quieres tomar.

5. Bebe abundante agua: tu cuerpo necesita todavía más líquido en verano.

6. Cuando quedes con tus amigos para un plan social, súmate a la fiesta después de la comida y llega a la hora del café. Así evitas caer en la tentación de tomar lo que toma la mayoría. Para seguir la dieta es muy importante que cocines para ti en casa.

7. Ten tu mente ocupada. Evita la mala costumbre de pasar las horas muertas frente al televisor o el ordenador. El verano es una buena época para hacer deporte, por ejemplo, nadar o hacer surf en la playa.

Con estos sencillos consejos prácticos te será más fácil mantener firme tu voluntad ante la dieta y así, perder peso.