• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Si el médico os ha puesto en guardia con relación a la tasa de colesterol porque es muy alta, será necesario cambiar algunos hábitos de vida. Es fundamental adoptar una alimentación sana, practicar un poco de deporte y seguir los tratamientos prescritos por los profesionales de la salud para conseguir resolver el problema.

Entre los cambios que se deben hacer en el régimen alimenticio, se pueden añadir pequeños hábitos muy sanos que podrán ser de gran utilidad. Consumiendo con frecuencia el zumo de limón con semillas de Chía, se puede regular la tasa de colesterol de manera totalmente natural.

Los beneficios del zumo de limón y de las semillas de Chía

La naturaleza nos ofrece muchos remedios para combatir la mayoría de los problemas de salud que pueden afectarnos a diario. No conviene desestimar jamás la peligrosidad de una tasa de colesterol demasiada alta.

Salud

Los riesgos a largo plazo son los siguientes:

Sufrir hipercolesterolemia supone tener el doble de probabilidades de sufrir un infarto de miocardio, con relación a las personas normales. Cuando el organismo no es capaz de absorber todo el colesterol que circula en la sangre, el exceso de esta sustancia se deposita en las paredes arteriales, y conduce progresivamente a su estrechamiento. Es una de las causas principales de la arteriosclerosis.

Lo más peligroso con el colesterol, es que no presenta prácticamente síntomas y no puede ser diagnosticado más que a través de un análisis de sangre. Es importante controlar frecuentemente la tasa de colesterol por parte del médico.

Los beneficios del limón para bajar la tasa de colesterol

Este cítrico es capaz de reducir los niveles de triglicéridos presentes en la sangre. El limón es un alimento alcalino que permite depurar el organismo. Gracias a él, es posible optimizar la función hepática, reduciendo la tasa de lípidos en la sangre, como el colesterol y los triglicéridos, de forma natural.

El limón es un purificador tan eficaz que ayuda a reducir el colesterol, y puede igualmente permitir quemar más grasas. No conviene olvidar que el limón es rico en vitamina C. Esta vitamina actúa como auténtico protector de la salud cardíaca.

Beber zumo de limón de manera frecuente reduce en un 20% los riesgos de sufrir enfermedades cardíacas. El zumo de limón protege las células de la oxidación producida por los radicales libres. Estos resultados son visibles únicamente si se consume limón fresco, y no zumo de limón industrial o en forma de comprimidos.

Las semillas de Chía, un milagro de la naturaleza

Las semillas de Chía contienen un alto porcentaje en ácidos grasos omega 3, que son muy eficaces para reducir los excesos de colesterol. Las semillas de Chía son ricas en antioxidantes, proteínas, vitaminas B1, B2, B3, y minerales como el fósforo, el calcio, el potasio, el magnesio, el hierro, el zinc y el cobre. Además, 100 gramos de semillas tienen un 27% de fibras, un auténtico tesoro para la salud.

Las semillas de Chía están consideradas como un suplemento dietético ideal para los pacientes que sufren tasas de colesterol alta, porque contienen fitoesteroles y ácido alfa-linolénico. Una solución ideal para reforzar la salud.