• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Efectivamente, el jabón negro está dotado de virtudes purificadoras y también de otros muchos beneficios dérmicos. Estas cualidades se explican concretamente por la presencia de vitamina E en cantidad importante en su composición. Este tipo de vitamina es conocido por sus propiedades exfoliantes e hidratantes, permitiendo nutrir la epidermis en profundidad.

Tratada con jabón negro, la piel se vuelve más lisa y se suaviza. Por otro lado, las células muertas se eliminan completamente gracias al jabón negro. La piel, perfectamente limpia, es más apta para recibir otro tipo de cuidados. Para obtener un excelente resultado en cuanto a la exfoliación, es esencial utilizar correctamente el jabón negro.

Para ello, se debe comenzar por humidificar la totalidad del cuerpo o las partes que se van a tratar, y después emulsionar el jabón negro. Dejar que éste actúe durante algunos minutos, antes de enjuagarlo. Para eliminar correctamente las pieles muertas y cualquier clase de impureza, se aconseja frotar con suavidad el cuerpo con una hombre en la bañeraesponja granulosa.

Después se enjuaga la piel, utilizando agua caliente. Pensar en efectuar movimientos amplios para poder eliminar eficazmente las impurezas.

Utilización diaria

Particularmente suave, el jabón negro puede utilizarse a diario en vez de un gel de ducha o de un jabón de tocador habitual. Sus componentes naturales no presentan ningún efecto indeseado sobre la piel, incluso sobre las más delicadas. Además de sus beneficios para el cuerpo, el jabón negro se suele usar para limpiar la casa.

Este producto permite desincrustar eficazmente las superficies grasientas de la cocina. Basta con aplicar una pequeña cantidad de este detergente para desengrasar en pocos minutos los azulejos, la vajilla y las diferentes zonas de trabajo. El jabón negro también es reputado por sus propiedades insecticidas. Su uso diario permite erradicar diversos tipos de insectos que suelen anidar dentro y fuera de casa.

En cuanto producto ecológico, el jabón negro se puede usar sin problemas a diario gracias a sus componentes naturales, puesto que no contiene ni conservantes, ni colorantes, ni disolventes.