• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El régimen de las proteínas no siempre ha tenido muy buena fama. Se le acusa, en sus diferentes modalidades, de fragilizar los huesos, o de dañar los riñones, incluso de provocar un infarto. Para adelgazar, nos decían los expertos, había que comer más glúcidos.

Pero curiosamente, las mujeres que seguían un régimen a base de proteínas nunca estuvieron tan satisfechas. Entonces, los expertos se dedicaron a llevar sus estudios e investigaciones a adelante para conocer mejor las virtudes de este tipo de régimen a base de proteínas.

Las proteínas ayudan a adelgazar

Los investigadores han llevado a cabo tres estudios con voluntarios que tenían sobrepeso, para comparar un régimen moderadamente rico en proteínas, con un régimen clásico, más rico en glúcidos. En el primer estudio, llevado a cabo por la Universidad de Illinois, las mujeres perdieron más grasas corporal con las proteínas.

Perder-pesoEn el segundo estudio, llevado a cabo en la Universidad de Copenhague, las personas que recibían proteínas quemaron 4% de calorías de más; en un año, perdieron 9 kilos (de los cuales 7 eran de grasas), mientras que los otros sólo perdieron 5. Finalmente, en el último estudio, australiano, los que comían proteínas perdieron más grasa abdominal.

Las proteínas son buenas para el corazón

Un régimen moderadamente rico en proteínas, en particular vegetales, hace adelgazar, disminuye los triglicéridos, y mejora el perfil del colesterol. Las proteínas son pues buenas para el corazón. Esto es lo que sugieren los resultados del monumental estudio del centro de Enfermería de la Universidad de Harvard, que se realizó con 88.000 mujeres. Las que consumieron más proteínas, vieron cómo el riego de infarto disminuía de 15 a 20%.

Las proteínas fragilizan los huesos

Mayor es el consumo de proteínas, y con más intensidad los huesos pierden calcio y se fragilizan. Pero esto sólo es cierto para las proteínas animales. Cuando el régimen es rico en proteínas vegetales, los huesos siguen fuertes y el riesgo de fractura no aumenta. Se suele tener tendencia a priorizar los glúcidos, pero hoy conocemos cuáles son los beneficios para la salud de las proteínas.