• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Llega el calor, las vacaciones, y echas de menos la nieve y la emoción de practicar esquí. La buena noticia es que no debes guardar los esquís hasta el próximo invierno y puedes esquiar en verano en los Alpes Franceses y así tu pasión no se verá interrumpida por el periodo estival.

Esquiadores: No esperéis hasta fin de año y volver a esquiar hoy es la consigna que te proponemos para tus próximas vacaciones. Pues esquiar en verano es posible gracias a que los glaciares de los Alpes Franceses se encargan de mantener la nieve incluso durante los meses más calurosos del año.

Si bien no encontrarás la misma cantidad de pistas que existen durante el invierno y la nieve es un poco menor que durante el invierno, lo cierto es que lugares como los Alpes Franceses ofrecen a los amantes del esquí la posibilidad de practicar su deporte predilecto en cualquier época del año.

Esquiadores: No esperéis hasta fin de año y volver a esquiar hoy 1

Además, si visitas los Alpes Franceses en verano podrás disfrutar de actividades de montaña como escalada y descenso en bici que se habilitan durante la época estival, una combinación perfecta entre descanso y deportes de aventura que encontrarás en Esquiades.com, con destinos como Tignes o Val d’sere. ¿Nos acompañas?

Tignes

Situada en la zona más oriental de Saboya, la famosa Tignes, en la región Ródano-Alpes, ofrece a los amantes del esquí la posibilidad de practicar deportes de invierno aún durante el verano gracias a su imponente glaciar La Grande Motte, con más de veinte kilómetros de pistas esquiables.

Con sus más de tres mil metros de altura el glaciar de Tignes permite la práctica de esquí durante todo el año gracias a los cuidados especiales que se realizan en esta estación de esquí que mantiene la nieve en buen estado incluso durante el verano.

Y lo mejor de todo es que en Tignes puedes practicar esquí hasta el medio día y después disfrutar de una gran variedad de actividades que harán tus vacaciones de verano inolvidables.

Desde el poblado de Tignes tienes que coger el funicular y llegar arriba, desde allí un teleférico te subirá a los más alto del glaciar desde donde accedes a las pistas, donde podrás practicar todo tipo de deportes de invierno desde esquí alpino hasta snowboard.

Disfruta de las vistas espectaculares desde la cumbre del glaciar La Grande Motte y de un sinfin de actividades de apres-ski que giran alrededor del fantástico lago, tales como kayaking, salto de trampolín o parapente, entre otras propuestas de ocio y diversión.

Val d’sere

Considerada como una de las reinas de los Alpes Franceses, la de Val d’sere es una de las estaciones de esquí con más encanto en el Valle de la Tarentaise, en el corazón de
los Alpes franceses.

Val-d’Isere, al otro lado del lago de Tignes, fue sede de los eventos de esquí alpino en los Juegos Olímpicos de Invierno de Albertville en 1992 y hoy es la sede habitual de la Copa del Mundo de Esquí Alpino.

El poblado de Val d’sere cautiva a sus visitantes tanto por su arquitectura como por el abanico de posibilidades para disfrutar durante su estancia, gozando de un excelente ambiente nocturno que atrae un público más joven. Tiendas, restaurantes, bares, pubs y bonitos paseos por la zona antigua de la villa completan una oferta turística inigualable para disfrutar durante todo el año.

Y es que Val d’sere junto con Tignes conforman uno de los mejores dominios esquiables a nivel mundial con cientos de pistas de esquí que hacen posible disfrutar de los deportes de invierno en pleno verano gracias al Glaciar de Pissaillas, en la propia Val d’Isère, y como ya comentamos el de La Grande Motte en la vecina Tignes, ambos por encima de los tres mil metros.

Aquí podrás descubrir las bellezas naturales de la famosa montaña de Bellevarde que alberga pistas olímpicas impresionantes como la de Face de Bellevarde, conocido popularmente como Face Olimpique donde cada año se lleva a cabo una prueba de copa del mundo de descenso.

Val D’Isere ha conservado todo su encanto y autenticidad a pesar del paso del tiempo y sigue siendo un autentico y pintoresco pueblo de montaña pero con los servicios y el confort de una gran estación.

Esquiadores: No esperéis hasta fin de año y volver a esquiar hoy 2

Una iglesia estilo barroco, casas tradicionales y un entorno natural increíble hacen de la villa Val d’sere un conjunto elegante, tradicional y al mismo tiempo moderno que ofrece a los turistas toda la infraestructura para disfrutar de unas vacaciones inolvidables, incluso una vida nocturna muy animada.

En Val D’Isere encontrarás pistas gratuitas para principiantes como también pistas de esquí de fondo si lo que quieres es disfrutar a pleno de la naturaleza. Descubre el maravilloso Parque Nacional de la Vanoise y practica durante tu estancia innumerables actividades tales como senderismo, vías ferratas, parapente, mountain bike o bien reservar un día en el Centre Aquasportif que ofrece sauna, jacuzzi, hamman y hasta una zona especial de relajación con bar.

Resulta fácil encontrar buenas ofertas para esquiar en verano ya que tanto Tignes como en Val d’sere tienen excelentes propuestas que incluyen forfait diario muy asequible y variadas actividades de ocio para disfrutar en familia, en pareja o con amigos de unas vacaciones diferentes.

Ya no tienes excusas para no esquiar en verano en Europa es solo comenzar a planificar tu viaje!!!