• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Es muy fácil hacer fitness, al tiempo que se aumenta el tamaño muscular de todo el cuerpo. Veamos una serie de consejos para unir eficazmente musculación y fitness.

El fitness

Este término designa un conjunto de actividades físicas que permiten trabajar el conjunto del cuerpo, pero con suavidad. Bajo este nombre, se identifican tres tipos de actividades: el cardiotraining, que se centra más en el trabajo cardíaco, y por lo tanto permite trabajar el conjunto del sistema cardiovascular, haciendo ejercicios como el step o la cinta de correr.
El segundo tipo de actividades es el aeróbic. Éstas se presentan bajo la forma de curso colectivo de música con una coreografía que permite trabajar, de manera divertida, los músculos deseados.
Fitness y musculación, una alianza perfecta 1El tercer y último tipo de ejercicios se centra en el refuerzo muscular. Estos ejercicios pueden hacer con la ayuda de una pesa de poco tamaño con una mancuerna de 1,5 kg, y utilizando el cuerpo (flexiones, suspensión en anillas).

La musculación

Muscular el cuerpo equivale a aumentar la masa muscular inicial, realizando movimientos repetitivos con fuerza que permiten transformar los tejidos en músculos más aparentes con la ayuda de aparatos.
Se puede crear un programa de musculación fitness en casa, puesto que los aparatos ocupan poco espacio, no son muy caros y se suelen utilizar a diario. Si queréis aumentar la masa muscular de los brazos, colocaos sobre una silla, poned las manos planos sobre el asiento y levantad el cuerpo. Mantened esta posición algunos segundos, y después haced una serie de 5.
Intentad mantener vuestra posición en el aire más tiempo en las series anteriores, y aumentar progresivamente el número de ejercicios por serie. También se puede utilizar el palo de una escoba, colocándolo detrás de la espalda, con los brazos extendidos, paralelos al suelo. Mantened esta posición varios segundos.
Para trabajar la zona abdominal no hay nada mejor que ponerse tumbado sobre la espalda y las piernas al aire, pedaleando en el vacío. Es verdad que es doloroso al principio, pero enseguida el cuerpo se adapta.