• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Mejorar la forma física ha sido en el pasado y lo es en la actualidad, el objetivo primordial tanto de científicos como de entrenadores. Una gran cantidad de ejercicios, rutinas y maquinas han sido diseñadas y construidas para lograrlo.
Por esta razón la llegada de las plataformas vibratorias trajo una de las mejores maneras de entrenamiento conocidas en la actualidad, por ser segura y sencilla de utilizar además de  una forma de entrenamiento cómoda y rápida.
La agitada vida moderna nos lleva a tener poco tiempo para dedicarnos a cuidar nuestra figura y por ende nuestro cuerpo y salud, por ese motivo la plataforma vibratoria como alternativa de entrenamiento ofrece una manera nueva de obtener fuerza, flexibilidad y una excelente forma física.
Guía de entrenamiento con plataforma vibratoria (III) 1Con un entrenamiento de sólo 15 minutos al día, realizado de tres a cuatro veces por semana, lograremos mejorar la circulación, el rendimiento general y la fuerza muscular.
Pero hagamos un poco de historia, el concepto básico de las plataformas vibratorias fue desarrollado en la década del 60 e incluido en el programa aeroespacial ruso, siendo su objetivo ayudar a los cosmonautas a mejorar el tono muscular y combatir la debilidad que producía la ausencia de gravedad cuando se encontraban en el espacio.  Fue así que se desarrolló un tipo de entrenamiento basado en la estimulación.
Ese tipo de entrenamiento fue utilizado durante décadas por deportistas profesionales de la antigua Unión Soviética y hoy se encuentra adaptado y mejorado tanto para los deportistas profesionales como para las  personas que desean mejorar su forma física..
El principio de funcionamiento de las plataformas vibratorias se basa en la «Ley de movimiento de Newton» que dice que la fuerza de un objeto es igual a su masa por la aceleración. En el caso de las plataformas se aplica el principio de aumento de aceleración al cuerpo, no modificándose el peso corporal y por lo tanto reduciendo  los factores que producen fatiga, el impacto y la sobrecarga. En definitiva con la plataforma se provoca un aumento de aceleración en vez de un aumento de carga para poder conseguir mayor fuerza.
Desde la plataforma las vibraciones son transmitidas a nuestro cuerpo en forma de energía, lo que produce un reflejo de estiramiento y contracción que varía entre 30 y 60 veces por segundo, haciendo que los músculos se contraigan con fuerza y de manera continua. A través de las repeticiones el cuerpo puede adaptarse al esfuerzo y esto nos permite aumentar gradualmente el rendimiento y así lograr tono muscular.
La plataforma vibratoria es una excelente opción para entrenar ya que nos permite realizar una gran cantidad de ejercicios con el valor agregado de ser segura y sencilla de utilizar

Programa de entrenamiento: Aumento de masa muscular

  • Calentamiento: Se realizarán estiramientos estáticos y dinámicos. (Programación 30 Hz, 30 Seg, low, 1 serie)

Guía de entrenamiento con plataforma vibratoria (III) 2

  • Fuerza:  Se alternarán programas I y II (Programaciones: 35-40, 30-45 seg, alta, 2-3 series con 45″ descanso entre series)

Programa I

Guía de entrenamiento con plataforma vibratoria (III) 3

Programa II

Guía de entrenamiento con plataforma vibratoria (III) 4

  • Recuperación (Programaciones: 40 Hz, 60 Seg, high, 1-2 serie)

Guía de entrenamiento con plataforma vibratoria (III) 5