• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La plataforma vibratoria es un aparato muy utilizado en la actualidad en los gimnasios y también en el hogar debido a los múltiples ejercicios que con él pueden realizarse.
Se trata de un tipo de máquina de gimnasia que realiza una estimulación en el cuerpo por medio de vibraciones de diferente intensidad y en forma continuada, pero no debemos confundirla con los equipos que se utilizan para realizar la llamada gimnasia pasiva, ya que la plataforma vibratoria posee una tecnología y forma de uso diferentes.
Entre los usos encontramos:

  • Fitness y deporte
  • Fisioterapia y medicina
  • Belleza y bienestar

Aunque no nos demos cuenta, nuestro cuerpo se encuentra vibrando todo el tiempo y esta vibración se incrementa cuando desarrollamos alguna actividad como el ejercicio físico o el baile. La plataforma vibratoria puede utilizarse como un complemento o también un reemplazo de la actividad física tradicional, según el caso, la condición física y edad
Guía de entrenamiento con plataformas vibratorias 1Antes de comenzar a utilizar una plataforma vibratoria se necesita ver como reacciona el cuerpo ante las vibraciones, por ello un preparador físico o fisioterapeuta deberá realizar una evaluación técnica de esa situación.
Además, esta pruebas sirven para establecer determinados parámetros como: la frecuencia, amplitud y aceleración de de la plataforma.
Por lo general se aconseja no efectuar más de 2 a 3 sesiones por semana de ejercicios en plataforma vibratoria, ya que el cuerpo necesita recuperarse y realizar una autorregulación. Pasadas unas 8 semanas de práctica continua,  se descansarán de 7 a 14 días, siguiendo con el resto de entrenamiento normal.
Para poder recibir un mínimo de estimulación, cada ejercicio tendrá una duración  media de 90 segundos y no menos de 10 a 5 segundos y entre cada ejercicio, se deberá realiza una pausa de 45 segundos para poder continuar. No es recomendable subir a la plataforma cuando se está muy cansado o estresado.
El entrenamiento realizado en este tipo de plataformas es muy efectivo a nivel deportivo, ya que incrementa el rendimiento, la fuerza máxima, potencia, agilidad, coordinación y la elasticidad.
Por otra parte,  las vibraciones que produce la plataforma generan  una contracción y distensión de los músculos en forma rápida y a una velocidad más alta que la de un entrenamiento convencional, por ello los resultados se obtienen en menor tiempo y utilizando menos esfuerzo físico.
Para comenzar a utilizarla se realizará una fase de adaptación que contendrá ejercicios básicos. Para aquellos que nunca han trabajado con este tipo de máquina es imprescindible que tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:
Intensidad de una sesión: Se hará por medio de variables como a) Duración de cada serie (30, 40,50 segundos) b) Frecuencia de vibración (30, 45 o 50 Hz) c) amplitud de vibración (high o low)

Entrenamiento con plataforma vibratoria

Primera parte Adaptación

Fase de Calentamiento: Duración 5 minutos
Se realizará un período de calentamiento que produce el aumento del flujo sanguíneo a los músculos, por otra parte se movilizan y lubrican las articulaciones, ligamento y tendones. Se estimulan los sistemas de producción de energía (Programación 30 Hz y amplitud de vibración baja)
Guía de entrenamiento con plataformas vibratorias 2
Fase de entrenamiento: Duración 15 a 20 minutos
Esta es la fase de entrenamiento propiamente dicha con una duración de 15 a 20 minutos. En ella se trabajan: Core, cintura escapular y cintura pélvica
I) Coordinación y equilibrio: Equilibrio sobre una pierna. Programaciones: 30 Hz, 30 Seg, low, 1 serie.
Guía de entrenamiento con plataformas vibratorias 3
II) Fuerza de estabilización y fuerza global: Se trabajan todos los principales grupos musculares. Programaciones: 30 Hz, 30 Seg, low, 2 series alternando los ejercicios en pares y 30 seg. de descanso entre pares
Guía de entrenamiento con plataformas vibratorias 4
III) Fase de relajación: Duración 5 a 10 minutos
Se realiza una relajación muscular y una general. Se genera un mayor aporte sanguíneo a las extremidades.
Se trabajan: Trapecio y lumbar, gemelos, abductores, cuadriceps y pectoral
Programaciones: 40 Hz, 60 Seg, low, 1 serie.
Guía de entrenamiento con plataformas vibratorias 5
Este es un entrenamiento básico para principiantes, en los próximos post veremos otros más avanzados.