• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

La calvicie es un problema que los hombres llevan bastante mal. Algunos optan por un look que deje ver la falta de pelo sobre la totalidad de la cabeza, rasurando incluso las partes donde el pelo se mantiene firme, y otros tantos prefieren buscar otro tipo de soluciones alternativas, sin tener que pasar por el quirófano.

Los complementos capilares que existen en la actualidad, y otros métodos para reemplazar el pelo perdido, permiten que los hombres se decanten por una imagen más seductora que la de lucir la calva.

Un look natural

Ya se acabaron los postizos que ofrecían un aspecto poco natural, y que llamaban la atención por la poca naturalidad de su confección. Hoy en día se han hecho grandes progresos en materia de complementos capilares, y esto es precisamente lo que anima a algunos hombres a dar el paso.

Implante capilar para hombres 1Los complementos de hoy en día ofrecen una gama de variedad para todos los gustos: cortos, largos, ondulados, lacios, rizados, así como una gran paleta de colores y tintes, adaptados a los gustos de cada hombre y a su propia coloración natural.

La fijación

Hoy en día existe un sistema de fijación adaptado a cada caso en particular, y en función del estilo de vida y de las necesidades de cada cual. Existen pelucas con un sistema antideslizante muy eficaz: la peluca se mantiene gracias a un revestimiento específico, sobre el cual están implantados los pelos.

Los implantes

Los diferentes implantes pueden ser de la siguiente manera:

. engarzados a las mechas: son de quita y pon, y se pueden retirar sin problemas durante la noche;

. cosidos o trenzados en el pelo sano: para una duración permanente, sin sufrir ningún tipo de sorpresa;

. pegados al cuero cabelludo gracias a una resina natural que permite que la piel respire.

Estas dos últimas técnicas requieren cierta revisión cada 4 ó 5 semanas aproximadamente. La idea de llevar una peluca o un implante capilar puede parecer algo raro y anticuado, sin embargo los resultados son excelentes y muy disimulados.

El secreto está en la utilización de pelo auténtico, mejor que el sintético, ya que el cabello implantado  es suave, y ligero con lo cual no hay que renunciar a ninguna de las actividades ordinarias a las que se estaba acostumbrado antes de su uso.

Para ciertos complementos o pelucas, el pelo se puede implantar de uno en uno, sobre una membrana fina que imita perfectamente el cuero cabelludo. Se trata de una segunda piel que se adapta a la perfección a la forma de nuestra cabeza.