• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Una técnica inspirada en la acupuntura

La acupresión es un método terapéutico parecido a la acupuntura. Esta modalidad se inspira en esta técnica a base de agujas, puesto que su función es la de aliviar dolores suaves cotidianos y provocar la relajación a través de masajes y la presión sobre los 360 puntos repartidos por los meridianos del cuerpo.

Contrariamente a la técnica madre, en esta técnica derivada no se utilizan agujas. Las presiones ejercidas sobre los puntos de la acupuntura se realizan únicamente con los dedos, con una intensidad que varía en función de las sensaciones de dolor y molestias de cada paciente.

La acupresión, una alternativa a la acupuntura 1Si los puntos son muy dolorosos, es necesario presionar más fuerte, y de manera progresiva. Por el hecho de usar exclusivamente los dedos, la acupresión puede ser realizada por uno mismo, es decir, como automasaje. Basta con saber localizar con precisión los puntos relacionados con cada una de las partes del cuerpo, para influir sobre las energías requeridas.

Los puntos de la acupresión

Para poder practicar un automasaje con acupresión, es necesario conocer algunos puntos. En caso de estrés, el punto que se debe masajear se sitúa entre las cejas, justamente donde comienza el hueso de la nariz. Este punto permite establecer rápidamente un estado de relajación, a la vez que ayuda al organismo a recuperar el sueño.

Además de este punto principal, se puede ejercer una serie de presiones, con movimientos de rotación, sobre las partes situadas entre el primer y el segundo dedo de los pies. Para recuperar el tono vital, presionad el punto de la espalda, situado entre el dedo gordo y el índice de la mano.

Finalmente, la migraña puede tratarse realizando un masaje firme y constante entre los dos puntos situados en el empeine del pie. El primer punto está relacionado con el hueco situado entre los tendones del primer dedo y del segundo dedo del pie, mientras que el segundo punto está asociado al hueco situado entre el tendón del tercer y cuarto dedo del pie.