• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

¿Te imaginas ir en un pequeño barco con otra persona salvando codo con codo todos los peligros de dar la vuelta al mundo? Pues esa es la aventura que estos días están viviendo los participantes de la Barcelona World Race, una de las regatas más interesantes del mundo, y de hecho, la única en que participan parejas en barcos alrededor del mundo.

La idea es dar la vuelta al mundo de Barcelona a Barcelona pasando por los tres cabos (Buena Esperanza, Leeuwin, Hornos y Cook) dejando la Antártida por estribor. Sin duda, un reto increíble. Los barcos si bien no deberían poder ser ayudados, pueden atracar en un puerto y recibir ayuda en caso de algún anomalía en sus embarcaciones, aunque esto hace que reciban una penalización. Por ejemplo, el barco que iba líder, tubo problemas técnicos, y debió hacer un parón en Australia, donde ha sido penalizado con 48 horas de amarre obligatorio, esto hará que la cabeza de la regata se ajuste, y ¡garantice más emoción todavía!

Los barcos son de otro planeta, el más barato de ellos (son unos 14) tiene un presupuesto de alrededor de un millón y medio de euros, y es que estos botes deben recorrer unas 25.000 millas náuticas, lo que suponen para los navegantes de agua dulce unos 46.300 km. Es la forma más corta de dar la vuelta al globo.

La Barcelona World Race 1En la web oficial puedes seguir de forma interactiva la posición de los barcos, y en un trackin ver su posición en un mapa,

Una de las cosas más interesantes de la regata, es el propio factor humano, que podemos seguir en directo en la web. Navegar por parejas está lejos de ser la suma de dos navegantes, ya que los dos deben actuar como una verdadera tripulación. Todos los participantes están de acuerdo en que es toda una experiencia, que hace valorar mucho más el esfuerzo conjunto, así como aprender a aceptar y compartir males. Pensar que estamos ante una prueba de desgaste físico y humano increíble.

La emoción, está servida!