• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Un estudio llevado a cabo por los investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, ha demostrado que los problemas de erección pueden estar provocados o agravados por un desequilibrio ponderal. En efecto, Los Angeles Times ha publicado los resultados de este estudio y destaca que perder 5% de peso puede ayudar a los hombres a resolver sus problemas sexuales, incluyendo los problemas de erección, la pérdida de libido y los problemas urinarios. Los hombres con sobrepeso tendrían más dificultad para llegar y mantener una erección.

Durante este estudio, 31 hombres cuyo IMC era superior a 30, es decir personas con sobrepeso, fueron estudiadas de cerca. Algunos siguieron un régimen pobre en calorías, mientras que otros hombre desnudo sentado en el suelosiguieron un régimen pobre en calorías pero rico en proteínas.

Después de 42 semanas de estudio, los investigadores descubrieron algo extraño: la tasa de colesterol malo disminuyó drásticamente y los problemas sexuales se resolvieron al mismo tiempo. En efecto, un exceso de colesterol tiene un impacto negativo sobre la circulación sanguínea. Curiosamente, el proceso de erección se explica a través de la circulación sanguínea que va al pene. Perdiendo peso, es posible resolver los problemas de erección.

Por otra parte, una pérdida de peso y una mejora de la sensibilidad a la insulina, podría estimular la producción de testosterona, lo que permitiría mejorar la salud sexual. De esta forma, para resolver los problemas de erección, se aconseja seguir un régimen alimenticio más sano, antes que someterse a un tratamiento a base de medicamentos.