• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La elección de la ropa de baño es crucial a la hora de ir de vacaciones a una estación balnearia. Portando hoy ofrecemos una serie de consejos útiles y prácticos para no equivocarse a la hora de escoger el tipo de bañador más adecuado para cada morfología.

La oferta de ropa de baño para hombre se ha ampliado muchísimo en estos últimos años. Algunas marcas ponen el acento en el tipo de material utilizado, y otras sin embargo se decantan más por destacar el diseño.

En realidad, en cada tipo de bañador puede ir incluida una función fundamental. Esta es la razón esencial de por qué es tan importante saber escoger el modelo más adecuado.

El más deportivo

Para los amantes de la natación, que buscan aumentar los rendimientos, las categorías mejor adaptadas son el slip y el boxer. Se trata de modelos ajustados que no ralentizan nada los movimientos en el agua, pudiendo realizar largos en un tiempo récord. Si se opta por el slip, conviene escoger un modelo cuya línea siga naturalmente la de los glúteos.

Bañador hombre

El punto más importante a la hora de escoger un slip de baño es que la persona se sienta perfectamente a gusto con ese tipo de ropa de baño, porque se adapta bien al cuerpo y a la imagen estética. Se trata de visualizar los atributos físicos de los nadadores más atléticos.

El slip de baño es ideal para aquellos que practican natación pero con un lado mucho más deportivo que de ocio.

El más surfista

Si tenéis pensado subiros a una tabla de surf este verano, evidentemente conviene utilizar un boardshort para la práctica de deportes náuticos. En efecto, su longitud más baja que otros modelos, protege las piernas del roce mientras que se esperan las olas sentados en la tabla.

Igualmente, no tiene cinta elástica sino más bien un sistema de cierre, para que el bañador quede bien colocado en su sitio a pesar de la presión del agua.

A menos de tener una tabla debajo del brazo, el corte largo y amplio no suele ser muy halagador para destacar una figura atlética. Si realmente no se va a practicar surf, más vale no utilizar este tipo de ropa de baño.

El más polivalente

El bañador más polivalente es el short de baño, que llega hacia la mitad de la pierna. Ciertamente se trata de un modelo de ropa de baño que se adapta a cualquier edad y a todo tipo de morfología. Hablamos evidentemente de un modelo cuya función principal es la de permitir meterse en el mar.

Colores, estampados, y grafismos

Ciertamente en esta categoría encontramos prácticamente todo. Aquí no rige ninguna regla, sino la de únicamente darse gusto. Son las vacaciones, y es el momento de relajarse. La ventaja de este tipo de bañador es que se lleva solo, es decir que no hay ningún problema de tener que combinarlo con otro tipo de ropa. Así pues, es el momento de sacar el lado más atrevido, y decir adiós a la parte más seria y recatada que habitualmente mostramos en el día a día del resto del año.

En cualquier caso, conviene evitar los colores demasiado claros que pueden jugar malas pasadas a la hora de salir del agua, por ejemplo si se utiliza un slip blanco. En caso contrario puede ocurrir otra consecuencia, y no menos grave, y es que los colores más oscuros terminan por perder su lustre por la acción del sol.

El precio de la ropa de baño

Así como la oferta es amplia tanto en modelos como en colores y formas, la horquilla de precios también lo es. Lógicamente, debemos preguntarnos si es necesario invertir varios centenares de euros en un artículo, que realmente se lleva poco a lo largo del año, la pregunta está por lo tanto en si vale la pena hacer una inversión de este tipo.

Ciertamente aquí no hay una respuesta clara, puesto que todo depende de aquello que se tiene ganas de llevar. Si queréis comprar ropa de baño de alta gama, conviene garantizar que lo sea realmente, es decir de un material de alta calidad, de un diseño exclusivo, y de un acabado intachable. En caso contrario, la pregunta de por qué gastar tanto dinero en ropa de baño no tendría ningún sentido.