• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

La moda no se detiene en la talla 42. Hay que reconocer que se tienen unos kilos de más. No obstante esto no quita nada a ese punto de belleza y de atractivo natural. Belleza y gordura no son incompatibles, todo lo contrario. Sabemos que con la edad, muchos hombres aumentan de peso. Pero bien sea por razón de masa muscular, o de gordura, el cuerpo hay que cuidarlo. Para ello basta con seguir unas reglas sencillas. Vamos a ver que es posible cuidar la moda y la estética, a pesar de tener unos kilos de más.

Camiseta, camisa, la prenda ideal

No cabe duda de que los cortes ceñidos no están hechos para las personas con cierto peso. Para aquellos que han visto como han aumentado de volumen en los últimos tiempos, o simplemente para los hombres corpulentos, se trata de una prenda que hay que dejar de lado absolutamente.

No obstante, se puede encontrar un corte ajustado combinando elegancia y comodidad. Se trata de ir ceñido por la espalda, para encontrar cierto confort en la parte delantera de la ropa. Si se tiene sobrepeso, se deben evitar igualmente los materiales con brillo tipo el satén, o la seda. Y es que el brillo hace siempre que las curvas destaquen demasiado.

Moda gordos

El mejor consejo es vestir con ropa de un solo color, 100% de algodón, concretamente ropa negra, puesto que se trata de un tono que adelgaza.

Al mismo tiempo, conviene dejar de lado la ropa con logos demasiado vistosos, y por supuesto las rayas horizontales. Todo esto da volumen y no favorece la silueta. Para las camisetas y chalecos, conviene dejar de lado todo lo que forma pliegues y va con pinzas. Por el contrario, se pueden utilizar los cuellos pequeños de camisa. Esto reduce el cuello y prolonga la silueta.

El tipo de pantalón

Es inútil decir que los cortes slim y pitillo no están hechos para las personas gordas. Cuando se tiene unos kilos de más, conviene priorizar los cortes rectos o ligeramente vaporosos.

El talle alto tampoco se recomienda, porque puede aplastar las partes generosas, y dar la impresión de que el pantalón se va a rasgar. El talle normal debe ser fundamentalmente bajo. De esta forma evitamos que se aplaste el vientre, y no se vean los michelines a través de la tela del pantalón.

Para camuflar el conjunto, lo ideal es optar por una camisa ajustada, pero metida por dentro del pantalón, o usar una camiseta de corte recto por encima del pantalón. Conviene utilizar un cinturón para romper la silueta, y compartir la figura en dos. Se trata de fragmentar el look, para que parezca que se tiene menos peso.

Algunos consejos útiles

Para afinar más la silueta y el look en general, conviene tener siempre en el fondo de armario ropa de color oscura y sobria. Violeta, berenjena, azul rey, verde esmeralda, color muy tendencia en 2017, negro, etcétera. Se trata de tonalidades que adelgazan. También se puede llevar el rojo, pero un rojo burdeos oscuro. Los colores demasiado intensos no favorecen las curvas.

También conviene llevar siempre un cinturón bastante ancho para romper la silueta y diferenciar claramente la parte superior de la parte inferior. Finalmente, se deben evitar las superposiciones de ropa. Se trata de llevar ropa ligera y depurada con el fin de mantener un estilo elegante que destaque lo mejor de cada cuerpo.

En un mundo dictado por los cánones de belleza de la delgadez y la esbeltez, los hombres gordos, con curvas, o corpulentos tienen derecho también a la moda. Conviene asumir que se tienen algunos kilos de más, ya que esto puede ser también un punto de seducción.