• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Con la llegada del verano, las vacaciones en la playa son una de las mejores alternativas para muchas gente. Por lo tanto es el momento de preparar la ropa de baño de moda para lucir estilo en la playa.

Cada verano, antes de ir a la playa, muchos hombres y mujeres repiten el mismo ritual: perder peso para presentar una silueta más definida, y elegir un bañador que realce ese cuerpo escultural.

Si la práctica de un deporte y un régimen alimenticio son evidentemente las soluciones mejor adaptadas para ir a la playa, veamos ahora lo que afecta este año a la tendencia de baño desde un punto de vista de la moda.

Estampados y estilo retro

Ciertamente, en la playa encontramos más o menos el mismo estilo que la ciudad. Entendemos pues que el estilo retro sigue estando de moda, al igual que los estampados a base de flores y colores camuflaje. Este año, será difícil no pasar por alguna de estas tres tendencias.

Ropa-bañoEn la zona vintage, Calvin Klein se distingue, por ejemplo, por un bañador fluo. Así es, el fluo que no todos los hombres estarán dispuestos a llevar sobre la arena de la playa, pero que seguramente causará furor. La marca Cuisse de Grenouille también ha caído en esta tendencia tan particular.

Estilo vintage y estampados florales van también de la mano: concretamente nos referimos a las colecciones Gant, Superdry o Patagonia. En un estilo algo más discreto, se puede optar por las indispensables rayas, como las encontramos en Asos. Hackett y Polo Ralph Lauren, incluso con cuadros (Scotch & Soda, por ejemplo).

Los bañadores más impactantes

Y finalmente, entre los estampados que más destacan para la moda de verano de este año, conviene destacar el bañador brasileño de Villebrequin o el de la marca Kiwi Saint-Tropez, que rinde un claro homenaje a la ciudad de la que lleva su nombre.

También sabemos que algunos hombres prefieren conservar un estilo sobrio en la arena, y para ellos recomendamos los boardshorts Tommy Hilfiger, y los nuevos modelos de Seagale, sin dejar de la lado los trajes de baño de Roland Chaillard.