• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Además de los aportes físicos evidentes del correr (resistencia, pérdida de peso…), esta disciplina deportiva aporta numerosos beneficios psicológicos. La carrera ofrece un momento de relajación y de calma, permitiendo poner las cosas en su sitio dentro de nuestra cabeza.

Los principales efectos beneficiosos sobre el organismo conciernen sobretodo al sistema cardiovascular.

Sin embargo, se pueden citar numerosas ventajas (esta lista no es exhaustiva):

. Mejora la coordinación general,

. Mejora la condición física en general (tono, postura, etc.),

. Eliminación de toxinas y activación de la circulación sanguínea,

. Estimula el sistema inmunitario,

. Ayuda a combatir el sobrepeso,

. Ayuda a combatir la osteoporosis (aumenta la densidad ósea).

El ejercicio de correr es igualmente un medio eficaz para evacuar el estrés y relajarse psicológicamente.

Los beneficios de correr 1La necesidad de ponerse a la escucha del cuerpo (imperativo si queremos conseguir una correcta administración del esfuerzo) ofrece la posibilidad de disfrutar de un momento privilegiado con uno mismo, de concentrarse únicamente en su propio cuerpo y de relajarse.

Si tenéis la posibilidad de correr con calma sobre una pista en medio del campo, el tiempo que dure el ejercicio será tanto más beneficioso como agradable. Para correr tan sólo es necesario llevar un buen par de zapatillas de deporte y unos buenos calcetines.

La elección de los calcetines es tan importante como el calzado, pues con ellos se puede evitar que nos salgan ampollas en los pies, permitiendo además que respiren mejor. La piel es muy sensible, y si el sudor de la carrera está mal evacuado, podemos tener serios problemas, cuyas consecuencias tardaremos en pagar.