• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Priorizar la calidad de los gestos y nunca la cantidad. Esto requiere la escucha del cuerpo y es el espíritu el que domina los músculos. El entrenamiento de Pilates se clasifica en la gimnasia suave y el yoga.

Se trata de una gimnasia elegante y particularmente eficaz. El Pilates tiene muchos adeptos y pretende ser la receta milagro de muchas celebridades americanas. A través de los ejercicios de Pilates, es posible tener un vientre plano y musculoso en todo el cuerpo. La actividad del Pilates agrupa ejercicios tanto para hombres como para mujeres, y es un método muy en boga en todos los gimnasios del mundo.

Según el fundador del Pilates, el camino de la felicidad es el resultado del bienestar del cuerpo. Desarrollado a comienzos del siglo XX, la practica del Pilates permite dominar el espíritu de forma a controlar la musculación.

El método Pilates

Conocer las bases del arte ayuda a conocer mejor su mecanismo, pero igualmente sus ventajas con relación al cuerpo y al espíritu. Veamos las diferentes especificidades del método Pilates.

Ejercicios de Pilates

Una mayor concentración

Los ejercicios de Pilates implican una concentración. Imperativamente se deben pensar los gestos y los movimientos que se realizan. El espíritu debe basarse en la manera de moverse. Para ello, conviene apagar el teléfono móvil, apagar la radio y la televisión, e intentar que nadie importune la sesión De esta forma se recupera la armonía entre el espíritu y el cuerpo. Por otro lado, la concentración es fundamental para reclutar un mayor número de fibras musculares durante la contracción.

Saber respirar

El método Pilates enseña la forma de meter el vientre y tensar los músculos de la pelvis. Con la práctica, el resultado es una mayor y mejor respiración. Mejor capacidad respiratoria gracias a la respiración torácica y abdominal.

Equilibrio emocional y físico

El equilibrio es el punto culminante de la técnica. Es el punto de anclaje y encarna el centro del cuerpo. Este comienza desde la cintura, pasando por la pelvis y terminando en la zona baja de las costillas. Este método perfecciona la posición con la intención de situar bien el centro y servirse de él en la vida diaria. Este parámetro mejora las posturas al estar sentado y de pie, y permite evitar los dolores dorsales.

Precisión

Ejerciendo de forma regular el método Pilates, el cuerpo emplea puntos de referencia externos e internos. La alineación del cuerpo se mejora con precisión y calidad de los esfuerzos. Esto se denomina el esquema corporal. Se trabaja por lo tanto una mejor coordinación de los movimientos, y del espacio.

El dominio

Durante una sesión de Pilates, el dominio es fundamental. No hay movimientos o esfuerzos sin control. El método es una gimnasia suave, puesto que no se trata de ejercicios de musculación. La prioridad está en el control de los  sentidos, de los movimientos, de la respiración y de la contracción de los músculos.

La fluidez

Esta es una de las finalidades de los ejercicios de Pilates. Se trata de conseguir tal dominio del cuerpo, que se integra una gran fluidez en los movimientos como si fuera una coreografía. Estos se deben realizar con orden y transición bien diferenciadas.