• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

El método Lafay propone 110 ejercicios de musculación que no requieren el uso de material, ni mancuernas ni pesas. Olivier Lafay, el creador de estos ejercicios ha publicado un libro titulado «Método de musculación: 110 ejercicios sin material» detallando todos estos movimientos.

La particularidad del método Lafay se basa en el hecho de que permite desarrollar la fuerza del cuerpo, la resistencia, la potencia, la flexibilidad y el descanso. El principio de base es el de usar exclusivamente el peso del cuerpo con el fin de desarrollar los músculos.

A pesar de la ausencia de material y contrariamente a lo que se podría pensar, el método Lafay aporta resultados excepcionales, bien desde un punto de vista estético como de rendimientos físicos. Gracias al método Lafay, es posible tener un desarrollo proporcional de los músculos del conjunto del cuerpo. A lo largo de las sesiones, la flexibilidad y la resistencia se ponen a prueba y los programas se realizan de forma progresiva.

MusculacionEl método Lafay ofrece trece niveles de entrenamiento y siempre se debe comenzar por los ejercicios del nivel 1, si sois principiantes, o del nivel 2, si sois un atleta experimentado. En todos los casos, no hay nada mejor que comenzar por el principio, y adquirir así el ritmo correcto. Antes de poder pasar a un nivel superior, hay que alcanzar un objetivo previo fijado en el libro.

Pero el paso de un nivel a otro se hace generalmente en una semana, sobre todo si se está motivado.

Contrariamente a los métodos de musculación tradicionales, el método Lafay no se focaliza en una sola parte del cuerpo, puesto que este es considerado como un todo indisociable. En todos los casos, las palabras principales son la estética, el bienestar y el rendimiento.

Los diferentes ejercicios que se proponen en el método Lafay son tales que el que los pone en práctica tiene la posibilidad de adquirir un nivel atlético superior válido para todas las zonas de su cuerpo. En cuanto a las sesiones de entrenamiento propiamente dichas, son relativamente cortas. Para comenzar, habrá que hacer un tiempo de calentamiento, luego el tiempo de musculación que dura una hora, y terminar con un tiempo de diez a veinte minutos de ejercicios de flexibilidad.