• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Un buen uso de la musculación permite mejorar de manera importante la velocidad. Bien sea velocidad de carrera, para golpear, o de lanzamiento, todos estos tipos se pueden aumentar. Veamos cómo se puede aumentar la velocidad de manera eficaz.

La velocidad es la consecuencia lógica de la fuerza. En efecto, la fuerza es la unidad de base que sirve de impulso para cualquier gesto (deportivo o no). La práctica deportiva se basa en la fuerza (¿qué cantidad de fuerza debo utilizar para efectuar un gesto?).

Cuando esta cuestión está resuelta, viene la segunda pregunta necesaria en toda práctica deportiva: la velocidad de ejecución de un gesto. Incluso un ejercicio de tipo isométrico es cuantificado en términos de velocidad (aquí la velocidad es igual a 0). De esta forma, después de haber definido la fuerza necesaria para realizar un movimiento, se debe definir a cuánta velocidad se debe aplicar esa fuerza.

Cómo mejorar la velocidad

Evidentemente, no vamos a proponeros entrenamientos que pretendan desarrollar directamente la velocidad, sino cómo preparar el cuerpo para que pueda adquirir una velocidad necesaria para vuestra práctica deportiva.

Deportista corriendoEl desarrollo de la velocidad dependerá del deporte en cuestión. Todos los ejemplos se pueden aplicar a los diferentes gestos (movimiento de la parte superior del cuerpo para los deportes de balón con mano, movimientos para golpear, como en las disciplinas de combate, etc.).

Además de las sesiones específicas (carrera), la preparación física es el elemento clave en un primer momento. Con mayor intensidad se trabaja la resistencia a partir de esfuerzos intensos de tipo circuito training, esfuerzos intermitentes, etc. Con el fin de acercar al máximo el gesto del objetivo (un gesto efectuado a 3m/s no aportará nada al esfuerzo final que debe ser de 15 m/s, salvo en la fase de preparación mental).

Es posible trabajar el aumento de la resistencia gracias a la musculación. Se trata de la resistencia en general que permite mejorar los resultados, en una maratón, por ejemplo, y que permite aumentar el rendimiento de vuestro sistema cardiorrespiratorio y circulatorio (ventilación, corazón, aporte de nutrientes a los músculos, etc.).