• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

¿Qué tal si os dais una ducha de colores? Tomar una ducha caliente, es altamente beneficioso. pero, sabíais que sus beneficios pueden multiplicarse gracias a la cromoterapia?

La cromoterapia bajo la ducha es el hecho de disfrutar de un baño de color. Los colores tienen esa fuerza para irradiar una energía luminosa, tomando la forma de vibraciones. Aunque parezca mentira, pueden mejorar el estado de ánimo y la calidad de vida en su conjunto.

Análisis de la cromoterapia

La cromoterapia designa una terapia focalizada sobre las ventajas obtenidas por el color. igualmente llamada colorterapia, esta técnica tiene por objetivo estimular la sensación es para restablecer los desequilibrios provocados por el estrés diario. también contribuye a ofrecer estados de ánimo mucho más positivos.

Ducha

El significado de los colores en cromoterapia

En cromoterapia, cada color ofrece sus propios beneficios. El naranja combate el cansancio y puede remontar el estado de ánimo. El amarillo se declina en un color energético, estimula el entusiasmo, mejorando el estado de ánimo. El verde, de rasgos naturales, calma, y tranquiliza.Verdadera fuente de placer y de paz, el verde genera tranquilidad y ayuda a combatir el insomnio.

El azul es el símbolo de la tranquilidad, ofrece un sentimiento de paz. El violeta tiene por finalidad despertar la imaginación. El índigo inspira la creatividad. El magenta mejora la tensión arterial, regulariza la vitalidad del organismo, y estimula la actividad física.

El reino de las emociones

Además de emplear el color desde un punto de vista terapéutico en decoración, la cromoterapia ayuda a ofrecer un hogar con espacios más sanos y más acogedores. De esta forma, 30 minutos al día son suficientes para disfrutar al máximo de los beneficios de esta terapia del color.

Con el fin de adaptar el momento del baño a cada una de las emociones, los cabezales en forma de lluvia en cromoterapia presentan varias opciones diferentes y personalizables. Comienzan por colores fríos y tranquilizantes hasta llegar a los colores más cálidos y revitalizantes.

Igualmente, la cromoterapia permite relajarse de forma más eficaz a través de la acción de los colores y del masaje del agua. Hablamos pues de una técnica que combina armoniosamente lo útil con lo agradable, para hacer única cada experiencia del baño.

Los beneficios de la cromoterapia sobre el bienestar

La cromoterapia se basa en el principio según el cual colores, órganos, funciones vitales y energía están en correspondencia, y en la idea de que cada color es una fuerza energética que actúa, a su manera, sobre el cuerpo, las emociones y el espíritu. Las vibraciones emitidas por los colores podrían estimular el organismo, influir en el bienestar general e incluso presentar una acción curativa.

¿Cómo actúa la cromoterapia?

Cada color es una onda luminosa, de longitud diferente, que vibra a cierta frecuencia. Según la cromoterapia, estas vibraciones afectan a las células y a los órganos. El color rojo, por ejemplo, acelera la circulación sanguínea. Bajo el efecto de la vibración, el organismo se moviliza para aliviar una afección, bien reforzando una energía deficiente, o calmando la energía que está de más.

La acción del color puede ser difusa. En un entorno de un color determinado, éste actúa de manera continua sobre el equilibrio, las emociones, o más directamente terapéutica, en este caso, se difunde un rayo de un color específico sobre el cuerpo, un órgano afectado o a nivel de los puntos energéticos que transmiten la información al órgano dañado.

Los colores activarían la fabricación de hormonas necesarias para la armonía del cuerpo, remediando ciertas carencias debidas a la enfermedad o a una mala higiene de vida.