• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Se ha constatado que, en los Estados Unidos, aproximadamente un millón de personas han sido atendidas de urgencias debido a las lesiones provocadas por el mal uso de las máquinas de musculación.
El estudio publicado en la revista de medicina deportiva The Physician and Sports Medicine, recoge las conclusiones de un grupo de investigadores que ha analizado la información recopilada por el Centro de control de las enfermedades de EEUU sobre un total de más de 100 hospitales de toda la nación, durante los últimos 20 años, a cerca de las consecuencias del uso inadecuado de las máquinas de musculación.
Podría pensarse que el aumento en el número de lesiones es debido a un incremento en el número de practicantes, pero no es así. De hecho, el índice de lesiones se sitúa en un 15% por encima del índice de aumento de la población practicante.
riesgos al entrenar con pesasEl sector más afectado por este aumento es el de las personas de edad avanzada, que en un afán por prevenir las enfermedades degenerativas, se han volcado, en los últimos años, hacia la práctica de la musculación.
Este hecho reafirma la necesidad de que los profesionales, responsables de impartir esta disciplina en los centros deportivos, estén debidamente capacitados, algo que no siempre se cumple. También se debe llamar la atención sobre dos hechos relevantes y esclarecedores. Por un lado, muchas familias compran aparatos caseros que luego no saben usar correctamente y no se asesoran debidamente. Por otro, los clubes deportivos descuidan considerablemente, el servicio en salas de musculación.
Es por ello que la figura del entrenador personal se ha extendido tanto en los últimos años, sin tener en cuenta que muchos usuarios no pueden pagar este servicio y acaban entrenando a su aire, con el riesgo que ello comporta.
Y la verdad es que todos los días veo en el gimnasio como la mayoría de las personas repiten una y otra vez movimientos que, tarde o temprano, terminarán causando alguna lesión sin que los entrenadores presentes en la sala hagan algo para remediarlo; desde mi punto de vista es una situación lamentable.