• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Hoy en día, el hombre está cada vez más implicado en su propia belleza y en su apariencia. No cabe duda de que el hombre moderno desea mantenerse elegante en cualquier ocasión. Su estilo en el vestir es una de las claves para seducir, su carisma igualmente, pero lo que hoy nos interesa es el cuidado del rostro. Efectivamente, la piel está sometida a ciertos problemas que no podemos dejar de lado.

Acné, enrojecimientos, imperfecciones, arrugas, ojeras, sequedad, o piel grasa son problemas para las cuales existen soluciones. Hoy vamos a intentar comprender el funcionamiento de la piel, sus fluctuaciones, los factores que pueden estar en el origen de ciertas reacciones cutáneas, o la apariencia de la piel.

Algunas preguntas fundamentales como la hidratación de la piel grasa, o cómo eliminar los granos molestos del cutis son algunas de las preguntas a las que intentaremos aportar respuesta en este artículo. El cuidado del rostro del hombre es fundamental para mantener la seducción. Así pues, os proponemos descubrir los mejores secretos para el cuidado de la piel masculina.

Piel-radiante

El cuidado de la piel

La piel se compone de tres tejidos diferentes, hay una capa profunda que es la hipodermis, una capa intermedia que es la dermis, y una capa superficial que es la epidermis. La última capa refleja el estado de salud en general, mientras que la dermis refleja la edad de la piel y el envejecimiento cutáneo. La hipodermis está compuesta de una capa de grasa, de capilares y de nervios.

Cuidar la piel con un tratamiento especializado es importante para mantener el correcto funcionamiento de la piel. Aparte de la cuestión estética que podemos mejorar, la alimentación juega un papel fundamental.

Alimentación y cuidado de la piel

Para tener una piel sana, la alimentación debe ser equilibrada, hay que evitar los azucares añadidos, evitar los productos a base de harina blanca. Igualmente debemos limitar los platos preparados, ya que contienen muchos azúcares añadidos y aditivos. Lo ideal es escoger productos no modificados, por ejemplo un yogur natural con mermelada, que siempre será mejor que un yogur aromatizado de forma industrial.

Igualmente, las vitaminas son fundamentales, y estas las conseguimos a través de la ingesta de fruta fresca. El hierro lo encontramos en las lentejas o en las espinacas. Una buena alimentación permite tener una piel radiante, reduciendo las imperfecciones.

El cuidado de las cejas

Si tenemos unas cejas demasiado pobladas, debemos hacer uso de la depilación, puesto que la forma de las cejas debe quedar definida para que la mirada sea armoniosa. Se puede acudir a una clínica de estética para una depilación con pinzas o a la cera, en función de cada gusto. De esta forma otorgamos a las cejas un aspecto más natural y nítido.

El corte de pelo para un rostro armonioso

El corte de pelo varía en función de la forma de cada rostro, pero también varía en función del color del cabello y del tipo de cabello.

Un peluquero define el corte ideal para que éste se adapte mejor a la forma del rostro. Existen especialistas que pueden ayudar a la elección del tipo de corte, ofreciendo una multitud de peinados diferentes, respetando el gusto personal pero también la morfología de la cara.

El cuidado de los labios

El uso de un bálsamo para labios permite cuidar las irritaciones y la sequedad durante el invierno. Existen productos y cosméticos que se adaptan a cada tipo de necesidad. Es necesario utilizar siempre uno de estos bálsamos cuando los labios presentan irritaciones o estrías, y sobre todo para evitar que la piel se debilite.

Para una hidratación perfecta, debemos utilizar bálsamos que contengan lípidos de origen vegetal. La manteca de karité, el aceite de argán o el aceite de jojoba tienen un alto poder nutritivo. Este consejo de belleza masculina es importante para mostrar un rostro fresco y radiante.

Eliminar los granos

No cabe duda de que los granos suelen ser la causa de una alimentación poco equilibrada, o por culpa del tabaco, o del consumo excesivo de alcohol, pero igualmente provocado por el estrés y la contaminación. Para aliviar las erupciones cutáneas, existen muchos tipos de crema.

Estas cremas secan los granos y reducen la inflamación, pero no los tratan en profundidad. Lo ideal es aplicar una mascarilla facial una vez por semana para purificar la piel y utilizar exfoliantes. Estos cuidados permiten tratar la piel y retirar las impurezas incrustadas en los poros. Cuanto más se utilice este tipo de cuidados, mayor calidad tendrá siempre la piel del rostro.