• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Que gusten más o menos las patas de gallo, el caso es que cada vez son más los hombres que quieren combatir los efectos del envejecimiento cutáneo.

Veamos una serie de propuestas antiarrugas y diversas opciones de tratamientos faciales para parecer más joven, y mantener un aspecto más saludable.

La exfoliación

El exfoliante es uno de los productos más sencillos para ayudar a la renovación celular y mantener una piel siempre joven. La exfoliación, a través de las microperlas, es sinónimo de eficacia, y siempre ofrece una imagen mucho más viril que cualquier otro tipo de cremas.

El autobronceador

Otra arma de juventud para los hombres: los cuidados autobronceadores. Los metrosexuales saben bien a qué nos estamos refiriendo. El objetivo es presentar un aspecto más dinámico y atractivo.

retrato de hombre maduroPara evitar los inconvenientes de estos productos, cada día las fórmulas de composición de los autobronceadores están mejor confeccionadas. Hoy en día se proponen productos dos en uno que son mucho más eficaces: los cuidados hidratantes moreno progresivo, y los geles tintados que se borran con agua. En un solo gesto se puede recuperar una piel lisa y un mejor aspecto de cara.

Las cremas antiarrugas

Las fórmulas de estas cremas están cargadas de activos tonificantes. La crema antiarrugas ofrece una piel más firme y atenúa las marcas del cansancio. En efecto, el enemigo nº1 del hombre es su aspecto de cansancio, y no tanto las arrugas faciales. Lo ideal son los productos para rellenar las arrugas, o los confeccionados con serum, puesto que se trata de ofrecer un tratamiento potente que rejuvenezca sensiblemente la piel del rostro.

El contorno de ojos

Los productos para el contorno de ojos son esenciales para descansar la mirada y aliviar la zona de debajo de los ojos que suele hincharse por culpa del cansancio o de la falta de sueño. Existen muchos tipos de cuidados para tener una mirada mucho más reposada y atractiva: microperlas masajeadoras y drenantes. Normalmente estos cosméticos utilizan la mecánica del masaje combinada con la eficacia de un producto fresco. También están los bálsamos que ayudan a alisar la piel y que se utilizan a base de masajes suaves en las pieles más deshidratadas.