• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:4 minutos de lectura

Desarrollar el cuerpo de forma armoniosa, rectificar las malas posturas, restituir la vitalidad física y estimular el espíritu es una definición clara y sencilla de lo que puede ser el método Pilates.

¿Qué es el Pilates?

El Pilates es un método de refuerzo de los músculos profundos, responsables de la postura. Los músculos profundos son los músculos del centro, que se sitúan entre las costillas y la pelvis, y alrededor de la columna vertebral. Constituyen el centro de energía del cuerpo, que permite ser más fuerte y estar más estable. El Pilates también es una disciplina que permite mejorar la conciencia del cuerpo, su fuerza, y sus límites para servirse mejor de ellos.

Los principios de esta disciplina

Fundado en 1920 por Joseph Pilates en Nueva York, este método se ha convertido hoy en día en una forma de ejercitación del cuerpo en todo el mundo. Se trata de un benéfico ejercicio para el cuerpo y el espíritu, y se basa en seis ideas fundamentales que son las claves del éxito:

Yoga-Pilates

La respiración

La respiración es específica. Se trata de una respiración lateral torácica que permite utilizar mejor los pulmones, se inspira por la nariz, y se expira por la boca.

La concentración

Hay que tomar completa conciencia de cada movimiento y de su ejecución para una calidad óptima de cada ejercicio.

El centrado

Todos los movimientos deben partir del centro energético del cuerpo, de la zona abdominal.

El control

Se trata de controlar cada movimiento asociando la respiración y el espíritu. Hay que ser plenamente consciente del cuerpo para controlar cada postura, cada gesto y para sentirlo profundamente.

La fluidez

Los movimientos son fluidos y efectuados con cierta gracia para aportar todo el equilibrio a la armonía que se espera en cada uno de estos ejercicios.

La precisión

Conviene buscar la calidad de la ejecución del movimiento y no la cantidad. Los gestos efectuados deben ser estudiados de forma minuciosa para que tengan una influencia real y concreta sobre la musculatura.

Los beneficios del Pilates

Tras 10 sesiones se siente la diferencia. Tras 20 sesiones, se ve la diferencia, y tras 30 sesiones, se tiene un cuerpo nuevo, una promesa mantenida por Joseph Pilates, creador de un método que dispone de enormes beneficios para todos los ejercitantes.

Mejora la postura y refuerza los músculos profundos. El dolor de espalda desaparece, el vientre se reafirma, el cuerpo se hace más fuerte y flexible. Mejora el control de los gestos deportivos. Mejora la amplitud articular, la fuerza, la resistencia y la potencia muscular.

Masajea los órganos internos, favorece la circulación sanguínea, reduce los riesgos de daños o de desequilibrio muscular. Desarrolla la musculatura de forma armoniosa.

Los diferentes tipos de Pilates

Desde la creación del método por Joseph Pilates, han nacido diferentes variantes. Hoy exponemos tres formas diferentes de practicar este método.

Stott Pilates

Método accesible, muy suave que permite mantenerse en forma y entrenarse durante toda la vida. Combina estiramientos, ejercicios respiratorios y gimnasia suave.

Pilates Power

Se trata de un método de entrenamiento del cuerpo estimulando el espíritu y que se efectúa con algo de material como puede ser el elástico, el círculo, el balón, etcétera.

Yoga Pilates

Se trata de una mezcla de yoga y de Pilates donde la flexibilidad y la forma se ven estimuladas a la vez, solicitando una respiración lenta y controlada a lo largo de la práctica de los ejercicios.

¿A quién va dirigido?

Los cursos de Pilates se dirigen a todo el mundo porque los ejercicios, a pesar de ser exigentes, no son violentos, ni traumatizantes para el cuerpo. De esta forma, las mujeres y los hombres, deportistas o no, las personas mayores, con daños o en convalecencia, los individuos estresados, cansados, las mujeres embarazadas pueden practicar el Pilates, ya que este método es progresivo. Los ejercicios se pueden adaptar en función del nivel, de las necesidades de cada uno, y de las posibles patologías.

El ritmo necesario para un resultado eficaz

El Pilates es una disciplina suave, que se practica sin moderación. Como toda actividad física, se debe practicar cada semana, y esto a lo largo de todo el año para que sea eficaz. Lo ideal es realizar de 2 a 3 sesiones de Pilates por semana, en función de la edad y de cada objetivo.