• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

En los gimnasios y salas de musculación, se pueden encontrar métodos muy originales y también muy efectivos para trabajar la musculatura del cuerpo. Sin embargo, el método split o split training es el más extendido actualmente. Os proponemos una sencilla explicación de este método de musculación que hoy en día causa sensación, y reúne a cientos de deportistas y amantes de la puesta en forma en todo el mundo.

¿Qué es el split training?

El split se presenta en oposición al método full body, donde todo el cuerpo se entrena en cada sesión, o incluso en oposición al half body, donde la parte superior es separada de la parte inferior del cuerpo en cada sesión.

En split, que en inglés significa separar, es una sesión dedicada a un gran grupo muscular, y a veces a un pequeño grupo muscular. Entre los grandes grupos musculares encontramos los pectorales, muslos, isquiotibiales, glúteos, dorsales y hombros. Y entre los pequeños grupos musculares están los bíceps, tríceps, gemelos y abdominales.

Método Split

Las ventajas del método split

  • Mayor cantidad de trabajo sobre un músculo,
  • mejor dedicación en los puntos débiles,
  • concentración favorecida sobre el músculo,
  • gestión del cansancio a lo largo de la semana,
  • sesiones menos agotadoras,
  • trabajo preciso de la musculatura,
  • amplia elección de reparto semanal e intensificación del trabajo sobre una zona facilitada.

Los inconvenientes del método split

  • Frecuencia de entrenamiento limitada sobre un mismo músculo,
  • recuperación más larga debida al volumen de trabajo mayor sobre una zona,
  • coste energético menor,
  • polivalencia en los entrenamientos.

Como para cada objetivo, es importante definir las necesidades y los medios disponibles. Por esta razón, el método más eficaz es el que ayuda a progresar y es compatible con un ritmo de vida, de forma a poderlo seguir con cierta frecuencia.

Los momentos de entrenamiento

Con el fin de saber si el método split se adapta a vosotros, es importante hacer balance sobre vuestra situación y vuestras necesidades. Veamos algunas situaciones en las que el método split está aconsejado:

Se pueden realizar al menos tres entrenamientos a la semana,

  • no se progresa más en full body,
  • no se progresa más half body,
  • se llevan seis meses de entrenamiento en musculación,
  • se tiene un déficit muscular por recuperar,
  • se necesitan rendimientos o perfeccionamiento sobre un movimiento preciso,
  • es necesario centrarse en un grupo muscular preciso,
  • se está en fase de definición,
  • se está en fase de aumento de masa muscular.

Si os encontráis en una o en varias de estas situaciones, entonces tenéis todas las razones para la práctica de el split training. Para aumentar músculo rápidamente, conviene optar por un programa de 3 meses, normalmente disponible en versión gimnasio o en el propio domicilio, con muchos consejos que os ayudarán a progresar.

Estos consejos generales no tienen en cuenta las características físicas de cada deportista. Para un programa completo y personalizado, vuestro entrenador personal debe ofrecer un método a distancia que os permita alcanzar los objetivos deseados en un tiempo récord.

Trabajar la musculatura no sólo es cuestión de voluntad, igualmente se necesita un buen método que ayude a alcanzar los objetivos deseados.