• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Las lesiones en el deporte son monda corriente, las hay más leves y otras que por su magnitud muchas veces retiran al deportista durante meses de su entrenamiento.

Esto es algo que siempre ha preocupado a médicos e investigadores y no tanto por la lesión en misma sino por el tiempo que le lleva al deportista el recuperarse para volver a entrenar.

Inclusive,  existen estadísticas que señalan cifras muy importantes de personas que son atendidas cada año víctimas de diferentes lesiones desde los más simples como un esguince de tobillo hasta fracturas de piernas, brazos, codos y manos.

Generalmente serán necesarias varias semanas para rehabilitarse y volver a las actividades normales, luego de realizar tratamientos específicos dependiendo del tipo de lesión del que se trate.

Novedoso sistema para recuperarse de lesiones deportivas 1Un moderno sistema creado en Costa Rica permite acelerar la recuperación de lesiones deportivas, a través de la estimulación de las células, algo que sería beneficioso para deportistas amateur y también profesionales.

Pueden verse en el consultorio médico lesiones de rodilla que la vuelven inestable además de mantenerla hinchada por mucho tiempo.

Este el caso de Aylyn Blanco. “Tenía un dolor fuerte debajo de la rodilla especialmente cuando me agachaba o hacía sentadillas. Además, mi rodilla era inestable. Todo producto de la bursitis, por eso busque una forma de tratamiento, porque lo mío es una inflamación de la bursa de la rodilla”, cuenta esta deportista y amante del yoga.

Fue así que se la sometió a una nueva terapia que lleva por nombre “plasma rico en factores de crecimiento” una técnica desarrollada por el radiólogo Randall Buján en Costa Rica.

Una terapia que es aplicable en pacientes que padecen desgarros, codo de tenista, tendinitis y codo de golfista.

El tratamiento logra acelerar el tiempo de recuperación del paciente, no representando una cura inmediata ni una técnica que funcione por sí sola, sino que se combina con otros elementos dentro del tratamiento. Se realiza un trabajo de equipo entre el médico, fisioterapeuta y el radiólogo aplicando ultrasonido.

Asimismo, la terapia de plasma no es sustitutiva de los medicamentes ni de otros tratamientos o procedimientos sino que se trata de un complemento.

Es un procedimiento muy sencillo que puede aplicarse una vez valorado el estado de la lesión y el cuadro general del paciente. Luego se toma una muestra de sangre y se la lleva a una centrífuga con el objeto de separar las plaquetas, suero y leucocitos y el producto final utilizado es el concentrado de plaquetas que se inyecta al paciente por medio de ultrasonido en la zona de la lesión. También se aplica calcio para activar las plaquetas y promover el crecimiento de tejidos.

Una vez hecha la aplicación la curación se verá notablemente acelerada.

Es un tipo de terapia cuyo objetivo es la reparación de las células para que éstas se formen más rápido y el paciente pueda retomar su vida normal en poco tiempo.

Este  tratamiento se aplica desde hace un par de años en Costa Rica en pacientes con ruptura de menisco y en caso de aquellas fracturas que no se están recuperando de forma adecuada.

Asimismo, los especialistas advierten que este tipo de terapia no debe ser aplicada a menores de edad a pesar de no poseer contradicciones ni efectos secundarios.