• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

La desintoxicación es la palabra de moda del momento. Pero conviene saber cuáles son los diferentes tipos de formas de desintoxicación que actualmente se pueden seguir en el mercado. Nosotros proponemos un trabajo nutricional de fondo con el fin de desprender al organismo de todo aquello que le molesta y que lo daña desde hace años.

Desintoxicar el cuerpo

Esto es algo que parece evidente, lo único que varía es la forma en la que se sigue este tipo de dieta. Nosotros partimos de un postulado muy sencillo, la salud de la persona vale más que la de los grandes grupos de la industria agroalimentaria. Partiendo de ahí, nos centramos en la calidad de los aportes nutricionales, con el fin de purificar el organismo. Es decir que dejamos fuera los platos preparados de manera industrial, donde abunda la sal, los azúcares y materias grasas saturadas. La base de la desintoxicación es la de rehabituar al cuerpo a productos de calidad, y a alimentos sanos. Es decir hablamos de alimentos para los cuales el cuerpo ha sido concebido.

Es absolutamente indispensable ofrecer al cuerpo esta cura de juventud. A lo largo de los años, agredimos el cuerpo a través de una alimentación anárquica de predominio industrial. Poco a poco, se van acumulando las toxinas mal evacuadas, las carencias alimenticias, las malas digestiones, los dolores articulares, etcétera. Los pequeños males se vuelven en grandes males, molestos a lo largo de todo el día. Por esta razón, la desintoxicación debe intervenir en este momento preciso.

Dieta sana

Para resumir la cuestión, cabe imaginar un gran jardín donde crecen malas hierbas que se han vuelto en plantas invasoras. La desintoxicación está ahí para eliminar las malas hierbas del terreno, antes de volver a plantar buenas semillas gracias a una alimentación sana y rica.

¿En qué consiste la monodieta?

Si se escoge realizar la monodieta, se elige llevar al máximo el proceso de eliminación de las hierbas malas. Concretamente, se trata de comer exclusivamente un solo alimento durante 3 días. Por lo general, la manzana biológica, por sus cualidades depurativas, es un buen ejemplo. La razón de los 3 días es porque corresponde a la renovación celular del intestino. Este órgano es el más importante en términos de bienestar. El que condiciona la salud del cuerpo humano.

No es casualidad si habitualmente llamamos a las tripas el segundo cerebro. La monodieta es un auténtico acelerador del bienestar. Se trata del mejor medio de cuidar la flora intestinal. Ciertamente no se trata de una fase sencilla de gestionar. Cada uno la aborda con su propia experiencia, sus objetivos personales, su motivación. Hablamos por lo tanto de una etapa facultativa, pero de una etapa que nos puede disponer para la realización de una cura de desintoxicación altamente beneficiosa.

Una alimentación sana

Hoy en día es difícil hacer la luz en medio de la multitud de programas y ofertas relativas a la nutrición. Por nuestra parte, ofrecemos una cura de desintoxicación que sepa distinguir correctamente entre los nutrientes que necesita el cuerpo para garantizar sus funciones vitales, y sus funciones cognitivas. Teniendo siempre claro que se trata de cuidar el intestino, de respetar el equilibrio ácido-base del cuerpo, y prevenir problemas ocasionados por el azúcar, el exceso de sal y las materias grasas saturadas.

Nosotros promovemos el consumo de productos biológicos. En efecto, las frutas y verduras procedentes de la agricultura biológica contienen aproximadamente entre un 30 y un 40% de vitaminas y minerales más que aquellas que proceden del comercio tradicional. Esto es primordial cuando se conoce la pérdida de calidad nutricional de los alimentos. Las carencias están al acecho, por esta razón la desintoxicación intenta cuidar al máximo la alimentación.

Otro elemento indispensable en la cura de desintoxicación es la presencia de verduras verdes. Además del aporte de vitaminas que garantiza, hablamos de alimentos ricos en fibras. Esto implica que facilitan la digestión y limpian los intestinos. Estos son de una eficacia óptima y pueden jugar el papel de barrera inmunitaria.

Igualmente, se deben reemplazar las fuentes habituales de azúcar blanco por azúcar sano. En esto incluimos los azúcares complejos como aquellos que se incluyen en la pasta integral o en el arroz integral. Una vez más se trata de alimentos ricos en fibras, lo que permite ralentizar la absorción de azúcares y bloquear la acidez.

En realidad, este tipo de cura de desintoxicación no tiene nada que ver con un régimen. No existe ni la frustración, ni el límite de cantidad en el plato. Hablamos de alimentos buenos para un cuerpo vigorizado, y esta es la mejor receta para un bienestar duradero.