• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Os presentamos tres ejercicios sencillos que se deben repetir todos los días, para mantener unos glúteos firmes y en forma. Finalmente, veremos algunos trucos para tener siempre unos glúteos perfectos.

Ejercicio Uno para reafirmar los glúteos:

Poneos a cuatro patas, manteniendo la espalda derecha. Levantad una pierna, conservando la rodilla plegada, y el pie flexible. El muslo debe mantenerse en la prolongación de la espalda, y la pierna debe formar un ángulo recto. Repetid esto 10 veces, después haced lo mismo con la pierna contraria.

Ejercicio Dos para endurecer los glúteos:

Tumbaos sobre la espala, poniendo los brazos extendidos a lo largo del cuerpo. Mantened las palmas de las manos en el suelo, y las piernas flexionadas. Levantad lentamente la cadera (como formando una tabla inclinada entre los hombros y las rodillas). Conservad esta posición en alto unos tres segundos, y después relajadla lentamente. Esto se debe repetir unas 10 ó 15 veces seguidas.

Haced esto mismo con la pierna estirada, y manteniéndola a unos treinta centímetros del Hombre desnudo de espaldassuelo. Repetid este ejercicio 10 veces, y luego cambiad de pierna.

Ejercicio Tres para trabajar los muslos:

Tumbaos sobre el vientre, con las piernas estiradas, y poned la frente encima de las manos. Los pies se mantienen flexibles, con los dedos en el suelo. Levantad una pierna (siempre extendida), contrayendo los glúteos. Expirad, al tiempo que levantáis la pierna, e inspirad, relajándola. Repetid esto mismo unas diez veces antes de cambiar de pierna.

Y ahora unos cuantos consejos: si os encontráis en la playa, caminad sobre la arena. La inestabilidad trabaja los músculos de las piernas y de los glúteos.

Allí donde os encontréis (en casa, en el autobús, en la oficina, o por la calle), y con cierta frecuencia, contraed los músculos de los glúteos. Mantenedlos contraídos unos cuantos segundos (de 4 a 6 segundos), y después relajadlos, antes de volver a repetir esta operación, hasta unas ocho veces seguidas.

Subid, sistemáticamente, las escaleras, en vez de coger el ascensor, y procurad subir los escalones de dos en dos, de esta forma reforzaréis los glúteos.

Y, por supuesto, haced algo de ejercicio: footing, natación, tai-chi… Y por último, no os olvidéis de cuidar una alimentación baja en grasas y equilibrada. Se trata no sólo de perder peso, sino de cuidar la belleza y la salud de todo vuestro cuerpo.