• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Los hombres que no acuden al peluquero más que una vez al año son pocos. Hoy en día, mantener un pelo bonito forma parte del ritual diario, al mismo nivel que el afeitado. Un juego de niños si seguís al pie de la letra estos consejos.

Reglas y tabús del peinado masculino

Antiguamente, la ciencia capilar del peinado masculino era binaria: había el champú y el cepillado. Hoy en día, sea cual sea la longitud del pelo, los hombres se enfrentan al inconveniente de la elección. Entre el peinado corto de Jake Gyllenhaal y el look «recién salido de la cama» de Johnny Depp, las variantes son infinitas.

Los cortes más femeninos, con una franja larga y una cortina de pelo, también está de moda. Owen Wilson, por ejemplo, lleva un corte unisex. Pero cuidado, más vale decantarse por un corte adaptado a cualquier ocasión, puesto que tendréis que asumirlo en toda circunstancia.

Los instrumentos indispensables

Además del secador y del peine, la caja de instrumentos capilares de un hombre debe contener un cepillo. Invertir en un cepillos a base de cerdas naturales, o en un cepillo de puntas redondas, de caucho o madera.

CabelloUna plancha de alisado puede ser útil en ciertos casos. Elegid un alisador de buena calidad, para que el calor no dañe el pelo ni el cuero cabelludo. Finalmente, el gel o la cera os ayudará a dominar el pelo.

Pero de nada sirve ir bien peinado si las cejas van por su lado. Conviene trabajarlas regularmente con ayuda de una pinza de depilar, cuidando su desinfección a base de alcohol.

Los productos más aconsejables

El gel es el mejor medio para peinar el cabello corto, y aportarle lo necesario para que destaque. No abuséis del gel, y tened en cuenta que el pelo engominado aplastado está pasado de moda.

La cera capilar ayuda a crear un estilo natural. Después de aplicarla, se puede usar laca con moderación.