• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Perder algunos kilos de peso casi siempre significa someternos a regímenes estrictos de alimentación privándonos de los alimentos y comidas que mas nos gustan, además de tener que pasar muchas horas de extenuante entrenamiento.
Esto no tiene porque ser así, nuestro organismo puede perder el exceso de peso sin necesidad de pasar por tales circunstancias, basta con modificar algunos hábitos para comenzar a notar los resultados.
No se trata de un plan milagroso que te proporcionará un cuerpo de celebrity, pero sí te hará bajar de peso a medida que te acostumbras a comer de manera mas saludable y a hacer un poco mas de ejercicio.
Perder peso sin hacer dietas 1Con el tiempo, si lo deseas podrás proponerte retos mayores al iniciar un entrenamiento físico que te proporcione mayor volumen muscular, o modificar tu dieta para lograr una mayor definición.
Lo primero consiste en conocer tus puntos débiles con la comida, has una lista con ellos ordenándolos de menor a mayor dificultad para corregirlos en ese orden.
Se trata de encontrar alternativas que te puedan ayudar a sustituir estos malos hábitos por otros más saludables.
Aderezos saludables. En las ensaladas reemplaza la mayonesa por limón y especias, rociadas con una cucharadita de aceite de oliva. Si te gusta mucho la mayonesa, eventualmente puedes reemplazarla por una light o cámbiarla por mostaza. Prueba también los aderezos a base de yogur, están deliciosos.
Disminuye la cantidad de grasas que consumes. Busca opciones para preparar los alimentos, en lugar de hacerlos fritos, opta por prepararlos a la plancha, al vapor, horneados o a la parrilla. No añadas aceites, mantequillas o margarina a las comidas.
Frutas y vegetales. Has que tus platos sean equilibrados, incluye todo tipo de vegetales y frutas e ingierelos antes que lo demás. La fibra que contienen te ayudará a procesar mejor los alimentos y a no retener la grasa que comas junto con ellos.
Pequeñas raciones. En lugar de hacer tres grandes comidas que tienes al día, reemplázalas por cinco o seis mas pequeñas en el día, pueden ser tres principales y dos o tres meriendas. De esta manera, tendrás a tu metabolismo activo, con el azúcar de la sangre nivelada y evitando excesos en cada comida.
Proteínas límpias. Consume carne de res o cerdo no mas de tres veces por semana, varía las fuentes de proteínas incluyendo en tus comidas pollo, pescado o pavo; siempre escoge los cortes que contengan menos grasa.
Menos azúcares simples. Disminuye la cantidad de golosinas, refrescos, chucherías y bollería que comes; son altamente calóricos y no contienen casi nutrientes.
La clave del éxito está en mantener los niveles de nutrientes estables durante el dia, conocer como susituir unas comidas por otras y ser creativo para escoger tus alimentos sin sacrificios.
Verás mejores resultados si además de cuidar lo que comes haces algún ejercicio físico, aumenta tu actividad con caminatas, paseos en bicicleta, practica natación o algún deporte; también puedes probar alguna rutina de entrenamiento en casa, por ejemplo con bandas elásticas o apuntarte a un gimnasio.