• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

Practicar yoga en pareja es una manera de ejercitarse en esta disciplina y ganar mayor flexibilidad, fuerza y afianzar también el vínculo personal.

Todos hemos oído hablar alguna vez sobre los beneficios que Yoga aporta a la salud, compuesto por un conjunto de técnicas naturales que comprenden distintas posturas de estiramiento, además de una mayor amplitud respiratoria y varias técnicas de relajación que le otorgan al cuerpo más flexibilidad, vitalidad y equilibrio.

yoga en parejaCuando el Yoga se practica en pareja se agrega a los beneficios básicos los derivados del contacto corporal producido por la colaboración que ambas personas realizan para llevar adelante la tarea, siendo también una forma de favorecer las relaciones positivas con el o la compañera, siendo también un elemento que motiva y divierte.

Las posturas en las que se basa el Yoga en pareja se encuentran dentro de las del hatha yoga pero realizadas por dos personas que en definitiva realizan la misma asana o postura que se complementan, generándose una transmisión de energía.

El Yoga en pareja puede practicarse con una persona del sexo opuesto o también con una del mismo sexo y no necesita existir entre ellas una relación amorosa o de amistad, sobre todo cuando se practica en el gimnasio, ya que la idea es realizar una rutina sincronizando la respiración y diferentes posiciones corporales, que en definitiva son los ejercicios.

Dos fases existen en la realización de las asanas en el Yoga de pareja, una que es dinámica y la otra es estática. En la fase dinámica se parte de una posición inicial con el compañero y lentamente se llega a una estática o de mantenimiento de la postura por un determinado de respiraciones que equivalen entre quince segundos y dos minutos.

Asimismo, en el Yoga de pareja cada asana debe completarse entre las dos personas a través de contra-posturas, por ejemplo si se realiza una flexión de columna después deberá hacerse una sana de extensión.

Por sobre todas las cosas cuando se practica Yoga en pareja es necesario confiar siempre en el compañero y buscar que el contacto corporal se vuelva algo reconfortante proporcionando seguridad a ambos, siendo necesario además sincronizar la respiración encontrando un punto intermedio y practicando el control de la respiración o pranayama.

Posturas básicas para practicar Yoga en pareja

  • Postura de luna llena
  • Postura del doble árbol
  • Postura de la mesa
  • Postura de la cobra ascendente
  • Doble shavasana
  • Postura de la doble silla
  • Postura doble bailarín
  • Postura doble pinza
  • Postura doble perro
  • Postura almas gemelas
  • Postura doble triángulo
  • Postura doble torsión de pie

Yoga en pareja, una rutina compuesta de asanas de estiramiento, ejercicios de respiración y técnicas de relajación consciente con el objetivo principal de liberar y equilibrar la energía del cuerpo a través de una correcta ejecución de posturas.