• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:2 minutos de lectura

Samsung acaba de desvelar su visión de la televisión del futuro, con la pantalla F9500, que permite ver dos programas al mismo tiempo.

Con la ausencia de Apple, Samsung ha querido aprovechar bien la oportunidad, con ocasión del CES 2013 de Las Vegas. El grupo surcoreano ha presentado un nuevo televisor con el que dos personas pueden ver dos películas o programas diferentes al mismo tiempo, gracias a una pantalla de nueva generación, llamada electroluminescente (OLED o OEL).

Gafas obligatorias

Este televisor, bautizado con el nombre de F9500, con unas dimensiones de 55 pulgadas, es el primero del mundo en ofrecer una función llamada “multi-view”, y que permite a dos personas ver al mismo tiempo contenidos de alta definición completamente distintos, y en la misma pantalla, con su sonido correspondiente.

JSamsungoe Stinziano, uno de los responsables de Samsung en los Estados Unidos, ha destacado, con ocasión de una rueda de prensa, que esto era posible sólo en OLED, gracias a su alta velocidad con la que las imágenes pueden verse con esta tecnología.

Para sólo ver las que corresponden al programa que le interesa a cada usuario, los dos espectadores tendrán que utilizar gafas 3D especiales, con altavoces personales integrados que les proporcionarán el sonido estéreo correspondiente a lo que están viendo.

El Evolution Kit

Durante la presentación de estos últimos televisores HD en Las Vegas, Samsung ha destacado el Evolution Kit, un pequeño módulo que se acopla a cualquier Smart TV de la marca y que incrementar sus rendimientos y actualizarlos en cuestión de servicios y de tecnología. Concretamente posibilita el acceso a un sistema de recomendación con interacción de voz.

Samsung no ha facilitado el precio, ni cuándo comenzará a comercializar su nuevo televisor “multi-view” F9500. En cualquier caso, estamos convencidos de que esta nueva tecnología de última generación hará furor entre los amantes de la pequeña pantalla, especialmente si les gusta mirarla en buena compañía.