• Autor de la entrada:
  • Tiempo de lectura:3 minutos de lectura

No hay nada mejor que el stretching postural para prepararse a las fiestas de navidad, manteniendo así el dinamismo y la salud general del organismo. Se trata de una técnica eficaz para el tratamiento de los dolores de espalda y las anomalías posturales. El stretching es a la vez un deporte y una terapia.

El stretching postural

El stretching postural es una disciplina nacida en los años 80 que presenta caracteres similares con el stretching californiano y el streching deportivo. Su particularidad reside esencialmente en su naturaleza, por ser una verdadera terapia postural.

Efectivamente, las posturas practicadas en esta disciplina son en su totalidad figuras que ponen en activo el conjunto de todos los grupos musculares. El stretching postural se dirige a todo el mundo. Constituye a la vez una terapia y una actividad física que permiten el mantenimiento del bienestar general. Igualmente es una actividad física global.

El stretching postural en práctica

El stretching postural se practica en grupo bajo la atenta mirada de un formador. La vestimenta de deporte que se lleva para una sesión debe ser cómoda para evitar las molestias a la hora de ejecutar los movimientos. El formador comienza el entrenamiento por un tiempo de calentamiento suave.

Stretching antes de navidad 1Después invita a hacer posturas típicas de esta disciplina. Las posturas se basan en posiciones de autoestiramientos y posturas de relajación. La sesión termina por una serie de ejercicios para apaciguar el cuerpo y los músculos que se han trabajado durante el entrenamiento, así como la recuperación de la respiración.

Una sesión típica de stretching postural dura una hora. La conciencia y la corrección del movimiento, al igual que la respiración, tienen una importancia capital en esta disciplina. El stretching postural corrige las anomalías posturales del cuerpo de cada ejercitante.

Se trata de un tratamiento complementario para las hernias discales, la escoliosis, las lordosis, las tensiones musculares y los problemas de articulaciones. La finalidades conseguir un buen equilibrio físico y mental, dopando el sistema inmunitario y manteniendo al ejercitante en un estado de bienestar incomparable.

En definitiva, es una técnica ideal para preparar el organismo antes de afrontar las próximas fiestas navideñas, donde nadie escapa a los excesos, tanto de horarios como de comidas. Aún estamos a tiempo de comenzar un entrenamiento serio que nos disponga a entregarnos sin reservas a un tiempo de máximo castigo para el organismo.